Nintendo anunció el jueves una caída del 61% de su ganancia operativa trimestral y pronosticó una pérdida por operaciones de 45,000 millones de yenes (unos 575 millones de dólares) para todo el año fiscal que termina el 31 de marzo.

El resultado es consecuencia de unas bajas ventas que le llevaron a recortar el precio de su consola portátil 3DS.

La compañía había previsto antes un beneficio operativo de 1,000 millones de yenes para 2011/12.

El beneficio cayó a 40,900 millones de yenes de octubre a diciembre, período tradicionalmente fuerte, comparado con una estimación de consenso de 52.000 millones de yenes de beneficio, según los pronósticos de tres analistas consultados por Thompson Reuters I/B/E/S.

Nintendo bajó el precio de su nueva videoconsola portátil 3DS en un tercio en agosto después de que las ventas se desplomaron tras su lanzamiento en febrero.

apr