Banco Santander, el mayor prestamista de la zona euro, reportó este miércoles una caída de casi un 5% en su utilidad neta en el primer trimestre, golpeado por una recesión más severa en Brasil, su segundo mercado más grande, y el desplome de la moneda en ese país.

El banco español obtiene aproximadamente una quinta parte de sus ganancias en Brasil y la caída de las monedas allí y en otros países como Gran Bretaña, su mayor mercado, están erosionando sus utilidades una vez convertidos a euros.

NOTICIA: Santander logra utilidad de 4,224 mdp en último trimestre de 2015

La debilidad en Brasil amenaza con obstaculizar la estrategia de crecimiento orgánico de la presidenta Ana Botín para el prestamista, que bajo su padre y predecesor se expandió rápidamente a través de adquisiciones.

Santander reportó una ganancia neta de 1,630 millones de euros (1,840 millones de dólares) para los tres meses terminados en marzo, en comparación con los 1,720 millones de euros que registró en el mismo trimestre del año pasado.

La ganancia superó los pronósticos de los analistas de una caída de un 12.5 por ciento.

NOTICIA: Banco Santander capta 3,000 mdp con venta de bono

En Brasil, el beneficio se desplomó un 25% en el primer trimestre respecto al mismo lapso del 2015.

A nivel de grupo, el margen de intereses, una medida de las ganancias de los préstamos menos los costos de los depósitos, fue de 7,620 millones de euros, lo que representa una retroceso interanual de un 5.2 por ciento.

erp