Las acciones de Robinhood Markets cayeron por debajo de su precio de oferta después de su debut en el NASDAQ el jueves, en la que fue una bienvenida decepcionante para una de las colocaciones en Bolsa más esperada de este año.

Sus papeles perdieron 8.47% a 34.78 dólares cada uno. Al precio de apertura de 38 dólares, la correduría estaba valorada en 31,750 millones de dólares.

La empresa, que podría ser la firma emergente de tecnología financiera más destacada de su generación, fijó su precio de salida a Bolsa el miércoles en el extremo inferior de su rango de 38 a 42 dólares y consiguió 2,100 millones de dólares.

Su esperado debut en Bolsa ocurre meses después de que se vio envuelta en un enfrentamiento entre una nueva generación de inversionistas minoristas y los fondos de cobertura de Wall Street.

La decisión a principios de este año de restringir la negociación de algunos valores populares, tras multiplicar por diez los requisitos de depósito en su centro de compensación, enfureció a legisladores estadounidenses y usuarios de la aplicación, un destino de referencia para los pequeños inversionistas.

Su interfaz fácil de usar la convirtió en un éxito entre los inversionistas jóvenes que operaban desde casa durante las restricciones provocadas por el coronavirus, y su popularidad se ha disparado en los últimos 18 meses.