Los fideicomisos de inversión en bienes raíces (Fibras) cerraron noviembre con una caída de 4.98%, marcando tres meses de retrocesos consecutivos y el más bajo desempeño mensual del año.

En el penúltimo mes del 2021, el índice de fibras S&P/BMV Fibras terminó en 208.91 unidades frente al cierre de octubre cuando alcanzó los 219.87 puntos. Este ajuste incluso fue mayor al registrado en el S&P/BMV IPC, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores, que bajó 3.14% en el mismo periodo.

La caída en el índice sectorial de Fibras responde a la tensión surgida en el mercado respecto a temas como el aumento de la inflación, el inicio de alzas en las tasas de interés de referencia en el país, así como a las afectaciones que representa la variante Ómicron.

“Durante noviembre, validamos una mayor probabilidad de alza en las tasas de interés y un alto nivel de volatilidad por la nueva variante del Covid-19 (lo que afectó el desempeño de los fibras)”, comentó Roberto Solano Pérez, coordinador de Análisis Bursátil en Monex.

“En los últimos días ha tomado mayor relevancia una nueva variante Ómicron, generando un importante periodo de volatilidad en los mercados financieros. Pero hasta el momento no hay información clara, por lo que será clave evaluar el escenario de cobertura de las vacunas para mantener el escenario de recuperación del sector”, puntualizó en un análisis.

Fibra Danhos, que opera centros comerciales; Fibra Terrafina, enfocado a bienes raíces industriales y Fibra Inn, del sector hotelero, terminaron el mes con las bajas más pronunciadas de 12.90, 10.85 y 4.42%, en ese orden.

En lo que va de este 2021, el índice de los fideicomisos de inversión en bienes raíces registran una minusvalía de 6.48%, siendo noviembre el mes con la mayor baja del año, siguiendo octubre con (-3.9%) y enero con un ajuste de -3.1 por ciento.

Roberto Solano explicó que los fibras del sector industrial siguen entre las favoritas por la alta demanda de espacios que se ha detonado, aunque indicó que en centros comerciales, afectados por los cierres ante restricciones de movilidad, ya muestran una tendencia de recuperación.

“Durante noviembre observamos mayor reactivación en diversas industrias (favorecidas por más movilidad), pero en términos económicos, los retos son una mayor inflación y una mayor probabilidad de alza en las tasas de interés”, abundó el especialista de Monex.

judith.santiago@eleconomista.mx