A tres años de haber debutado en el mercado de valores y a pesar de las condiciones difíciles del entorno por el Covid-19, Fibra Educa mantiene su meta de crecimiento apostando sus inversiones en México y logrando un desempeño positivo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), reflejado en la apreciación de 80% en el precio de sus certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI), que alcanzan un precio de 35.50 pesos cada uno.

En lo que va de este año, la ganancia acumulada es de más de 18 por ciento.

“El debut de Fibra Educa se realizó tres días antes de la pasada elección presidencial. Algunos nos aconsejaron esperar un momento más propicio, pero creímos y seguimos creyendo que siempre es momento propicio para invertir en México con el fin de contribuir al fortalecimiento de un sector crucial como el educativo y para ofrecer al inversionista un activo rentable, con distribuciones favorables y creciente, con un gobierno corporativo de clase mundial”, expresó Jorge Nacer Gobera, presidente del Comité Técnico de la emisora.

Durante el tradicional campanazo en la BMV para conmemorar el tercer aniversario del Fideicomiso inmobiliario del sector educativo, Jorge Nacer dijo que a pesar de las difíciles condiciones que se viven en el mundo por la crisis sanitaria, han mantenido el pago de  distribuciones crecientes en efectivo.

Este año estamos retomando el crecimiento y retomando los parámetros de rentabilidad de nuestras adquisiciones”, aseguró Jorge Nacer, presidente del Comité Técnico de Fibra Educa.

Destacó sus acciones en materia ambiental, social y de gobernanza. Por ejemplo, mantienen un programa de becas con enfoque de género para apoyar a jóvenes “en condiciones de vulnerabilidad económica”.

Fibra Educa, es un fideicomiso de inversión en bienes raíces único en su tipo en México y en el mundo, al estar especializado en la administración de inmuebles dedicados a los servicios educativos.

Educa debutó el 27 de junio de 2018 en la BMV, con una Oferta Pública Inicial por 9,430 millones de pesos. Actualmente la firma consolida un portafolio de 59 propiedades que suman alrededor de 449,000 metros cuadrados de área bruta rentable. 

De todos sus inmuebles, 54 corresponden al sector educativo con distintas ubicaciones en el país y cinco son edificios de oficinas localizados en la Ciudad de México.