Los títulos de Ferrari debutaron el lunes en la Bolsa de Valores de Milán luego de que la casa automotriz se separara del grupo FCA (Fiat-Chrysler Automobiles).

Presente en la plaza milanesa, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, celebró que Ferrari haya decidido cotizar ahí luego de que en octubre pasado su título arrancara en Nueva York.

La cotización en Milán de la Ferrari después de la de Nueva York es un gesto importante que creo debe ser imitado por otras empresas que están en el exterior , declaró.

El presidente de la Ferrari y director del FCA, Sergio Marchionne, dijo por su parte que con la cotización del grupo automotriz se abre un nuevo capítulo, un nuevo inicio , y destacó que figurar en la lista de empresas inscritas en la Bolsa milanesa es como regresar a los orígenes .

Durante la jornada, el título de la Ferrari tocó un mínimo de 41.5 euros y un máximo de casi 44, con un valor de toda la sociedad de 8,170 millones de euros, pese al desplome generalizado en las plazas europeas ocasionado por los datos de la industria china y las tensiones en Medio Oriente.

El pasado 3 de diciembre, los socios del FCA (con sede legal en Holanda y fiscal en Gran Bretaña) aprobaron por amplia mayoría la escisión de Ferrari, operativa a partir del 2016, en el marco del plan de Marchionne destinado a reforzar el capital del grupo.

En las primeras horas de operación, las acciones cayeron a 41.75 euros, en un mercado a la baja, se vieron suspendidas brevemente, luego subieron a 41.90 euros y cerraron con una ganancia de 0.51%, en 43.67 euros.

El debut en Piazza Affari, como se conoce a la Bolsa de Milán, estuvo envuelto en gran expectación y para ello, el edificio de la Bolsa se vistió del característico rojo Ferrari y a sus puertas se estacionaron varios modelos.

La cotización de la casa de Maranello en la Bolsa de Milán fue acogida por la prensa especializada como una puesta en valor del sector manufacturero italiano.

Tras la separación societaria entre FCA y Ferrari, las acciones del grupo italo-estadounidense pasan a la nueva empresa holandesa, FE Interim BV, constituida recientemente para este fin.

Los socios de FCA se quedarán con 80 % de Ferrari y los mandos seguirán controlados por la familia Agnelli, que de facto la controlará a través de su sociedad de cartera Exor, con 33.4% de las acciones con derecho de voto. (Con información de Notimex y Cinco Días)

[email protected]