Facebook, la red social más famosa, se encuentra en una situación complicada. En lo que va de 2019 rema contra corriente en los mercados bursátiles. Tras haber cerrado 2018 con una pérdida anual de 25.21% en el valor de sus acciones, la empresa no ha logrado recuperarse.

El valor de cierre para los títulos de Facebook el viernes 15 de marzo fue de 166.00 dólares por unidad. La firma propiedad de Mark Zuckerberg terminó el año 2018 con un valor de 131.09 dólares y lo comenzó con 181.42 dólares. Es decir, hoy se encuentra 8.49% por debajo del valor con el que inició el año pasado.

Si esto se traduce a dinero, ese 8.49% significan 44,000 millones de dólares menos. Con un total de 2,853 millones 455,860 acciones en circulación, Facebook inició 2018 con un valor por capitalización bursátil (suma de todas sus acciones) de 517,673 millones 962,121 dólares. Con su valor de cierre del viernes 15 de marzo, la cifra es de 473,673 millones 672,760 dólares.

Obstáculos actuales

La empresa integrante del índice Nasdaq ya rasguña ese peldaño de rezago al que miró desde abajo por más de un año. Para poder alcanzarlo no sólo debe conseguir que los inversionistas la vean con buenos ojos, también tendrá que sortear los problemas del día a día en cuanto a la seguridad de la información de los usuarios y otros propios de su esquema de negocios, como la inversión publicitaria o el volumen en captación de nuevos usuarios.

Tras alcanzar el 13 de marzo su mejor nivel en lo que va de 2019 (173.37 dólares por acción), la emisora ligó el viernes su segundo día con retrocesos superiores 1.50 por ciento. El viernes sus títulos cayeron más de 2% en Wall Street, debido a las fallas que sufrieron las aplicaciones ligadas a la red social: Facebook, Messenger, WhatsApp e Instagram.

A ello se suma que, de acuerdo con el diario estadounidense The New York Times, Facebook es el centro de una investigación federal en Estados Unidos tras haber pactado algunos acuerdos sobre datos de los usuarios con otras empresas tecnológicas. Las empresas que enfrentan a la ley no suelen ser atractivas para los inversionistas.

El problema principal

En el largo plazo, Facebook deberá seguir preocupado por el bajo crecimiento en cuanto a nuevos usuarios. Su peor caída, de 18.96% en una sola sesión, aquella con la que comenzó la tendencia negativa (26 de julio de 2018) y que tiene a la empresa en esta situación, ocurrió precisamente tras la presentación de un reporte financiero en el que la cifra de nuevos usuarios decepcionó al mercado.

Esto fue sólo un día después de haber alcanzado el máximo histórico para el valor de sus acciones ―217.50 por cada uno de sus 2,853 millones 455,860 papeles, el 25 de julio de 2018―. La empresa tenía un valor por capitalización bursátil de 620,626 millones 649,550 dólares y el mercado reaccionó tajante, restándole 117,670 millones 812,755 dólares.

Si Facebook está a punto de recuperarse de un año de pérdidas, la distancia respecto a su máximo histórico aún es gigantesca: casi 147,000 millones de dólares. Para volver a ese anhelado lugar primero tendrá que recuperar la confianza cada vez más maltratada de los usuarios, mejorar sus prácticas y encontrar una solución a sus problemas de crecimiento. Volverse una red social más atractiva.

[email protected]