Un importante funcionario del Departamento del Tesoro estadounidense dijo que era crítico para Europa colocar un convincente cortafuegos contra el riesgo de un contagio financiero antes de una discusión sobre más recursos para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lael Brainard, vicesecretario para Asuntos Internacionales del Tesoro, también acotó que Grecia y sus prestamistas han hecho compromisos muy significativos en los últimos días que, si son cumplidos, reducirán la carga de deuda de Atenas a niveles en que los funcionarios esperan evitarán un default.

A los inversionistas les preocupa que Atenas se vea en problemas para cumplir con las demandas del nuevo plan de rescate, que totaliza 130,000 millones de euros.

Persisten las preocupaciones sobre la capacidad del miembro de la zona euro de equilibrar su presupuesto y pagar su deuda en el largo plazo. Esos temores han provocado que algunos inversionistas se aferren a sus tenencias de bonos estadounidenses de largo plazo.

Al poner estas cosas juntas, el camino para Grecia, si es capaz de cumplir los compromisos, será sustentable , aseguró Brainard.