La divisa comunitaria logró cerrar por encima de los 1.30 dólares por primera vez en lo que va del año, alcanzando máximos de tres semanas ante la posibilidad de que Grecia es llegara a un acuerdo con la banca privada en torno de qué parte de las pérdidas estarían dispuestos a asumir.

Tras el cierre de los mercados se conoció que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona rechazaron la propuesta de los inversionistas privados en bonos griegos para reestructurar la deuda del país heleno.

La posibilidad de que Grecia llegara a un acuerdo permitió que la divisa comunitaria alcanzara máximos de sesión sobre 1.3054 dólares para ganar hacia el cierre de los mercados estadounidenses más de 1% a 1.3022 dólares.

Sin embargo, por la tarde, los ministros de Finanzas de la región rechazaron una oferta del sector privado para canjear deuda griega, mientras que trascendió que Atenas podría no recibir un incremento en su plan de rescate, debilitando ligeramente al euro, aunque se mantuvo sobre los 1.30 dólares.

El principal punto de discordia es el cupón que pagarán los nuevos títulos a largo plazo, que se canjearán por los actuales con un vencimiento más próximo.

La oferta fijaba un cupón medio de 4% para las nuevas emisiones, éstos, con un vencimiento a 30 años, iban a sustituir a la deuda actual. Los ministros esperaban un cupón por debajo de ese nivel.

El presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aclaró que el interés tendrá que situarse por debajo de 3.5 % antes del 2020, por debajo de los niveles de más de 4 % que esperaban lograr los acreedores para los bonos a 30 años.

La debilidad del euro no obedece a la fortaleza del dólar o de Estados Unidos, sino a lo que pasa en Europa y hacia dónde se puede dirigir las distintas políticas , escribió Matías Salord, analista de mercado de divisas de la firma MolFx en una nota.

Para Barclays Capital, existen dos factores para que se mantenga el apetito al riesgo. Uno de ellos es que se mantenga firme el crecimiento económico y se dé una resolución a la crisis europea. Si bien los datos en Estados Unidos han mejorado, en Europa la situación no ha cambiado mucho.

Bajo esta coyuntura, esperamos movimientos laterales frente al dólar, en tanto el cúmulo de eventos de riesgo mantengan a los inversionistas incómodos , agregó Barclays.

El alza del lunes pudo haber derivado de una contracción en las posiciones cortas en euros y en adelante aún habrá una considerable presión a la baja en la divisa , dijo a Reuters John Doyle, estratega de cambios de Tempus Consulting.

A lo largo del 2011, el euro mantuvo cierta estabilidad pese a que la crisis de la deuda en la región se agudizó. Esto tuvo que ver en parte con la debilidad del dólar luego que la Fed implementara el segundo alivio cuantitativo y en tanto el panorama económico no se había deteriorado significativamente en la región.

En el 2016, cotizará sobre 1.50 dólares

Expertos de la consultora IHS Global Insight publicaron su monitor económico mundial, con proyecciones hasta el 2016. Prevén que será a finales de este año cuando el cruce del euro con el dólar de EU alcance los 1.32 dólares y a partir de ese momento comenzaría una tendencia alcista.

Así, proyectan que en el 2013 el euro se intercambiará a 1.37 dólares y en el 2014 cotizaría sobre los 1.41 dólares, finalmente calculan que para el 2016 se ubicará en 1.47 dólares, nivel que a decir de los expertos podría entorpecer la competitividad y las exportaciones de la zona euro.

Peso, sigue fortaleciéndose

La moneda nacional sumó su sexta jornada al alza gracias al renovado apetito al riesgo. El peso ganó 0.31% y cotizó en 13.1407 unidades por dólar en su modalidad spot. Éste ha sido el mejor nivel del peso desde el pasado 28 de octubre, cuando rondara las 13.04 unidades.

El avance del peso podría prolongarse a zonas entre 13.10 y 13.06 unidades, pese a que el dólar sigue en elevados niveles de sobre compra , advirtió Mario Copca, analista de divisas de MetAnálisis. De venir un rebote, menciona, podría ser a zonas de alrededor de 13.28 unidades.