El euro cayó en forma generalizada después de que los resultados electorales en Francia y Grecia arrojaran dudas sobre la voluntad política y el compromiso con los planes de austeridad, considerados como clave para enfrentar la crisis de deuda de la zona euro.

Los renovados temores sobre la estabilidad de la zona euro llevaron a la divisa común a romper el nivel psicológico de 1.30 dólares para anotar un mínimo de tres meses contra el dólar en la sesión global.

El apoyo técnico ayudó a recortar las pérdidas durante las operaciones de Nueva York, aunque parecía que la divisa única seguiría bajo presión en los próximos días.

El mayor golpe para la moneda comunitaria fue la elección griega, en la que el fracaso de los dos principales partidos que apoyan el rescate internacional en asegurar una mayoría parlamentaria llevó a cuestionar el futuro del plan y, a la larga, la continuidad del país heleno en la zona euro.

El euro tocó un mínimo en la sesión global de 1.2955 dólares, antes de recortar pérdidas para negociarse con una baja de 0.2% a 1.3052 dólares, cerca del máximo de sesión de 1.3065 dólares.

En Francia, el socialista François Hollande venció al conservador Nicolas Sarkozy. El resultado podría significar un retroceso en los planes de austeridad liderados por Alemania a lo largo de la zona euro.