Para CIBanco, está puesta la mesa para un escenario de especulación en los mercados financieros en los próximos días y sobre todo en el mercado cambiario.

En un reporte, el analista James Salazar comentó que “espera presión especulativa para la moneda mexicana en las próximas semanas, por momentos exagerada”.

El experto del banco, especializado en el mercado de cambios, anticipó que en un escenario complicado, como la expectativa de un mayor fortalecimiento del dólar estadounidense, la firma del TLCAN que se lleve a cabo hasta el 2019 y las elecciones presidenciales que sean ganadas por el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, el tipo de cambio podría alcanzar un precio de 22 pesos en el segundo semestre.

La expectativa es que durante este mes la preocupación por el resultado electoral en México, junto con la apreciación generalizada de la divisa estadounidense, debido a que la Reserva Federal subiría su tasa de interés, provocará una presión significativa sobre el peso por arriba de 20.50 pesos por dólar.

“La renegociación del TLCAN, la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y el tema electoral en México son elementos suficientes para intensificar la especulación y generar volatilidad”, escribió James Salazar poco antes de que Trump declarara los aranceles a las importaciones del acero y el aluminio.

Seguirá bajando

El especialista mencionó que en los siguientes días se espera que el nivel de las posiciones a favor del peso siga bajando en el mercado de futuros de Chicago.

James Salazar explicó que los inversionistas especulan y amenazan con salirse, por lo que se presenta una sobredemanda de dólares, lo cual genera una depreciación de la moneda mexicana.

Es muy probable que el peso se encuentre de nueva cuenta inmerso dentro de un ambiente de fuertes movimientos especulativos en las siguientes semanas, previo al día de las elecciones presidenciales (1 de julio), afirmó el analista de CIBanco.

valores@eleconomista.mx