La imagen prometedora que tenían como inversión las empresas con negocios de mariguana (legales) ha cambiado a lo largo de 2019. Tras la euforia que se extendió como una moda de finales de 2018, los mayores exponentes del sector son muestra de que toda moda es pasajera.

Mercado en desaceleración

A Cronos Group —que toma su nombre del titán griego del tiempo— le llegó la hora de vérselas con sus inversionistas. El 12 de noviembre pasado, la compañía informó sus resultados del tercer trimestre de 2019. Entre analistas la información se tomó como un evento de poca relevancia que no recibió atención, pero…

Cronos Group perdió en cinco días 25.75% de su valor por capitalización. Con un cierre de 11.26 dólares canadienses por acción el viernes 8 de noviembre y un precio actual de 8.36 dólares canadienses, fue como quemar 996 millones 916,200 dólares canadienses o un poco más de 14,471 millones de pesos.

El reporte trimestral de Cronos reportó 13.39 millones de dólares canadienses en ventas brutas, muy por debajo de los 14.1 millones que se esperaban en Wall Street. Pero no es factor suficiente para una caída tan pronunciada. Un reporte de la asesora financiera The Motley Fool lista otros motivos:

1. El precio de venta neto por gramo de su producto se desplomó. En el tercer trimestre Cronos registró un pequeño movimiento a la baja, pero en la comparación interanual la cifra fue de 48 por ciento. La compañía argumentó entre las causas el aumento en la oferta y una escasez de canales legales de venta.

2. Las ventas de extractos de cannabis se fueron por un precipicio. Productos como los aceites derivados pasaron de representar 29% de los ingresos totales de la compañía en el tercer trimestre de 2018 a 9% en el mismo periodo de 2019. Los extractos suelen ser un mejor negocio que la propia planta.

3. Las instalaciones Peace Naturals de Cronos se encuentran en etapa de “alineación” para cambiar su orientación del cultivo y producción a la investigación. Para The Motley Fool esto sólo quiere decir que la compañía renuncia a esa porción de espacio de cultivo con el objetivo de reducir sus gastos.

En el texto se listan otros motivos como “adquisiciones estratégicas” con el objetivo de diversificar su negocio de mariguana a otros sectores. Sin entrar en detalles sobre esas adquisiciones, todo se puede resumir en un punto: este mercado tiene un límite legal y esta empresa creció muy rápido.

Desde su máximo nivel en su corta historia, con un precio por acción de 23.70 dólares canadienses por papel el 5 de marzo de 2019, Cronos Group acumula una caída de 65% y aunque sus cifras financieras no dan señales de quiebra, su ralentización quita a los inversionistas todo interés en ella.

Aurora ya no brilla

Aurora Cannabis, otra de las compañías de mariguana que más atención recibió de los analistas e inversionistas, ya no “brilla” como se pretendía cuando fue nombrada con la referencia de las auroras boreales en el norte del continente. El viernes 15 de noviembre perdió 12.10% en la Bolsa de Toronto, sólo para empezar.

Las acciones de Aurora ligan nueve jornadas a la baja desde un precio de 4.72 dólares canandienses el 4 de noviembre a 3.85 dólares canadieneses. La pérdida acumulada es de 18.43 por ciento. Contra el techo histórico de 13.26 dólares canandieneses, la caída es de un desastroso 70.96 por ciento.

En otro reporte de The Motley Fool, firmado por Keith Speights, un reconocido autor y economista, se hace una crítica a los resultados trimestrales de la compañía. El análisis de Speights inicia así: “dos palabras resumen los resultados del primer trimestre fiscal de 2020 de Aurora Cannabis: basurero incendiado”.

La compañía reportó una disminución de 24% en sus ingresos netos contra el trimestre anterior. Las ventas a los consumidores en el mercado de mariguana recreativa cayeron 33% trimestre a trimestre. Los ingresos netos de cannabis a granel al por mayor cayeron 49% desde el cuarto trimestre fiscal de 2019.

Al igual que Cronos, Aurora argumentó un número inadecuado de tiendas minoristas de cannabis en Canadá. Aseguró que "el mercado mayorista canadiense está evolucionando rápidamente" por lo que las regulaciones limitan sus ingresos mientras los inversionistas demandan crecimiento y sus gastos aumentan.

La burbuja de mariguana explotó

La historia no es muy diferente para Canopy Growth, cuya clave de pizarra es WEED (yerba). Sus malos resultados tras un crecimiento vertiginoso han llevado sus acciones de un máximo de 69.90 dólares canadienses el 29 de abril a 20.28 dólares canadienses al cierre del 15 de noviembre. Una pérdida de 70.98 por ciento.

Tilray Inc es otro caso. Sus acciones tocaron un máximo de 100.15 dólares canadieneses el 14 de enero. Hoy cotizan en 19.82 dólares canadienses. Ha perdido 80.20% de su valor por capitalización. La mayor caída porcentual es de la empresa insignia del sector. Todo parece indicar que la burbuja de mariguana explotó este 2019.

[email protected]

kg