Las acciones de Elektra y las de Volaris son polos opuestos en rendimiento en el S&P/BMV IPC, principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores.

En lo que va del año, el precio de los títulos de Elektra ha subido 201.57%, mientras que el precio de los papeles de Volaris ha retrocedido 29.57% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Grupo Elektra, empresa dedicada a servicios financieros y comercio especializado, está viviendo un año histórico. Al menos, en los últimos 23 años de cotizaciones, sus títulos nunca habían presentado un rendimiento tan importante como el del 2017.

En el 2011, 2007, 2003, 1999 y 1997, sus papeles superaron 100% de rendimiento, aunque no llegaron a cerrar el año con un alza superior a 200%, como están ahora.

Al desempeño positivo de la emisora en Bolsa se suma que los analistas tienen una perspectiva positiva sobre su desempeño. Signum Research tiene una recomendación de Compra con un precio objetivo al cierre del 2018 de 900 pesos sobre los papeles de Elektra.

De cumplir el precio objetivo, implicaría un alza de 14.26% sobre los niveles actuales del precio de los papeles de Elektra; el viernes pasado cerraron en un precio de 787.69 pesos por unidad.

Signum Research, empresa independiente de análisis financiero y bursátil, espera que los resultados “al tercer trimestre del año sigan mostrando un buen avance en ventas, acompañado de un avance en el margen EBITDA”, explicó a través de un análisis.

Grupo Elektra anunció el lanzamiento de su tienda en línea. “La incursión en este nuevo canal de ventas traerá un impulso importante en ventas a la vez que posicionará a la empresa como líder en esta creciente modalidad de comercio en donde las más grandes empresas buscan lograr un adecuado posicionamiento de mercado”, explicó la empresa de análisis.

Volando bajo

Mientras los títulos de Elektra celebran su mejor desempeño en la Bolsa, Volaris se enfrenta a su peor año desde que inició su cotización en la BMV, en el 2013.

En el año, el precio de los papeles de Volaris ha descendido 29.57%, al pasar de 31.01 a 21.84 pesos por unidad.La aerolínea de bajo costo se ha enfrentado a lo largo del año a presiones como un precio de combustible caro y un tipo de cambio volátil (con una histórica apreciación del peso ante el dólar) que han derivado en un alza en sus costos. En el segundo trimestre del año, la emisora dio conocer que los gastos operativos por asiento milla disponible sufrieron un incremento de 7.5% con respecto al mismo periodo del año anterior.“Esto, con un precio promedio del combustible por galón de 32.10 pesos, un incremento de 13.2% comparado con el mismo periodo del año anterior y un tipo de cambio promedio de 18.60 pesos por dólar, un incremento de 3.0% comparado con el mismo periodo del año anterior”, explicó en su momento Volaris.

La aerolínea presenta una tercera parte de sus ingresos son en dólares, por lo que una apreciación del peso mexicano juega en contra de la emisora. Además, el flujo operativo (EBITDA) sufrió entre abril y junio una disminución de 14.5% con respecto al mismo periodo del año anterior, con un margen EBITDA ajustado de 26.0%, representando un decremento en margen de 9.5 puntos porcentuales. Pese a la presión que enfrenta la emisora, de los analistas que le dan seguimiento, uno recomienda Compra Fuerte de los papeles de Volaris, cinco Compra y dos Mantener.