La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que se requiere invertir 100,000 millones de dólares para respaldar la transición hacia una economía baja en carbono en todos los sectores: transporte (39%), agua y sanitización (13%), telecomunicaciones (8%), energía y electricidad (14%), energía primaria (9%) y demanda energética (16 por ciento).

En México, diversas instituciones financieras están desarrollando estrategias para apoyar con mayor intensidad las inversiones ESG (por sus siglas en inglés: environmental, social and corporate governance) o ASG: ambientales, sociales y de gobierno corporativo, ya que la tendencia y la demanda es de inversiones responsables.

“Anticipar las necesidades y las tendencias sustentables en los mercados es una oportunidad para las empresas, además de que la demanda va en incremento constante de inversionistas, consumidores y clientes”, mencionó Luis Guimaraes, director general adjunto de Estrategia y Sustentabilidad Corporativa, México y América Latina HSBC en conferencia virtual.

Consideró que los nuevos productos, propuestas, sectores y segmentos, tienen que enfocarse a través de instrumentos ESG: bonos, créditos, hipotecas, infraestructura, índices y ETF´s.

Los inversionistas buscan participar en proyectos de eficiencia y ahorros operativos , con compromiso renovado de los stakeholders, ventajas reputacionales y de liderazgo y sobre todo en hacer lo correcto como herencia para las siguientes generaciones.

“Ya hay inversionistas que están solicitando los créditos verdes, la colocación de bonos verdes, sociales y sostenibles”, dijo Guimaraes.

Mencionó que en 2019 se realizaron 1,074 emisiones de bonos temáticos que representaron 327 mil millones de dólares a nivel mundial y que la expectativa es que en el 2020 se emitan entre 250,000 y 300,000 millones de dólares.

Acciones

Nalleli Barajas, subdirectora de Sostenibilidad en Grupo Bolsa Mexicana de Valores dijo que es importante definir los temas que más le importan a los grupos de interés, que se cuide el manejo de la huella ambiental y exista la responsabilidad de medir.

La BMV es parte de la Iniciativa de Bolsas de Valores Sostenibles (SSE) y tenemos un rol activo de las finanzas verdes.

Brajas mencionó que tienen como objetivo fortalecer la educación financiera en México y ver en el mercado de valores una respuesta que pueda movilizar a la economía. “Comprometidos con los objetivos de desarrollo sostenible, países y sociedades”.

Herramientas

En junio, lanzaron el l índice S&P/BMV Total Mexico ESG, el benchmark incluye 29 componentes. “23 también forman parte del S&P/BMV IPC y el índice incluye FIBRAS”, comentó Manuel Alonso González, director del cono norte de América Latina en Índices S&P Dow Jones en un blog.

Explicó que cinco de sus componentes forman parte del Dow Jones Sustainability MILA Pacific Alliance Index (55 componentes) y tres compañías del Dow Jones Sustainability Emerging Markets Index, que tiene 97 componentes en total. “El S&P/BMV Total Mexico ESG Index cumple con las características de la liquidez, representación, replicabilidad y diversificación, que le permitirían ser usado como benchmark  en productos financieros”, concluyó.

[email protected]