El precio de la mezcla mexicana de petróleo cerró este miércoles en 45.46 dólares por barril, un avance de 1.25 dólares o 2.82% respecto al cierre previo, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al igual que el resto de los mercados financieros globales, los precios del petróleo cerraron la sesión de este 5 de febrero con ganancias, ante una reducción del nerviosismo generado por el avance del coronavirus, luego que el gobierno de China anunció que trabaja en un tratamiento para detenerlo, informó Banco Base.

Otro factor que apoyó el aumento en el precio del petróleo fue la expectativa de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados (OPEP+) puedan profundizar sus recortes de la producción petrolera conjunta, y así limitar el impacto del brote del coronavirus sobre los precios del hidrocarburo.

Hay que mencionar que en la sesión, la OPEP+ no pudo llegar a un consenso, pero el grupo extendió la reunión por un tercer día, por lo que el mercado espera una propuesta formal durante la sesión de mañana jueves.

Cabe recordar que el mercado petrolero ya se enfrentaba a la posibilidad de un exceso de oferta durante la primera mitad del año, pues la producción petrolera global se ha mantenido alta, mientras que la demanda se ha mantenido limitada.

De acuerdo con el cartel, el coronavirus podría causar que el crecimiento en la demanda por petróleo llegue a ser de 400,000 barriles diarios menos a lo previamente estimado.

Lo anterior ha llevado a los agentes del mercado a esperar que la OPEP+ decida intervenir en el mercado petrolero y evitar que el precio del petróleo sigua disminuyendo.

Las presiones al alza para el precio del petróleo fueron limitadas, pues la Administración de Información Energética (EIA) de Estados Unidos publicó su reporte semanal del sector energético del país, en donde se observó que durante la semana que finalizó el 31 de enero, los inventarios de crudo aumentaron en 3.35 millones de barriles (m bbl).

Los futuros del referencial internacional Brent treparon 1.32 dólares, o un 2.45%, a 55.28 dólares el barril, mientras que los del West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos avanzaron 1.14 dólares, o un 2.3%, a 50.75 dólares el barril. Ambos contratos llegaron a ganar más de un 4% durante la sesión.

kg