Los precios de la mayoría de los bonos en moneda extranjera de Petróleos Mexicanos (Pemex) extendieron el jueves su declive, después de que la empresa productiva del Estados reportó multimillonarias pérdidas corporativas en 2019 y en medio de una ola global de aversión al riesgo por el coronavirus que los sacude desde la semana pasada.

El golpe se prolongaba principalmente entre los plazos más largos de la deuda en dólares y euros de la empresa, que está en riesgo de perder el grado de inversión debido a su abultada deuda financiera, pasivos laborales y estancada producción de hidrocarburos.

El jueves destacaba la caída de sus papeles al 24 de febrero de 2025 en 1.89% a 112.870 euros, mientras que su rendimiento trepaba 43 puntos base a 2.703 por ciento.

El precio de sus títulos con vencimiento el 12 de febrero de 2028 operaba en 98.9190 en dólares, 1.4% por debajo de su cierre previo, mientras que su tasa salta 31 puntos base a un 5.519 por ciento.

Especialistas dijeron que en el ánimo de los inversionistas también pesaba la rápida propagación global del nuevo coronavirus que mantiene en jaque a los mercados globales ante la amenaza de un impacto en el desempeño de la economía mundial.

"Básicamente son los estragos del coronavirus, pero ahora con estos resultados, la rebaja a la nota de Pemex es inminente", dijo un operador del mercado de deuda.

Pemex reportó una pérdida neta por 18,367 millones de dólares en 2019, casi el doble que el año previo, al tiempo que su deuda con proveedores y reserva para beneficios de empleados se dispararon.