El peso mexicano recupera terreno frente al dólar este jueves y puede poner fin a una racha de tres caídas. El tipo de cambio se ubica en 20.1435 unidades contra 20.1880 unidades del cierre de ayer, con el dato del Banco de México (Banxico).

El movimiento en el par significa para la divisa local una leve apreciación de 4.45 centavos o una variación de 0.22 por ciento. Opera en un rango entre un máximo de 20.1770 unidades y un registro mínimo de 20.1129 unidades por billete verde.

 

En tres sesiones consecutivas con caídas, el peso acumuló un retroceso de 33.60 centavos, equivalentes a una variación de 1.69 por ciento. Además de un ajuste tras este movimiento, el mercado reacciona a nuevas cifras de inflación locales.

El índice de precios al consumidor avanzó 5.75% frente a 5.74% registrado en la segunda mitad de junio, de acuerdo con cifras divulgadas por el Inegi. Analistas proyectaban que la inflación quincenal interanual disminuiría 5.65 por ciento.

El nuevo dato de inflación podría implicar otro movimiento al alza en las tasa de interés de referencia del Banxico. En su más reciente reunión de política monetaria, la autoridad elevó su tasa 25 puntos base hasta un nivel de 4.25 por ciento.

Por su parte, el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza del billete verde contra una cesta conformada por seis monedas de referencia, cede 0.19% a 92.58 unidades en su segunda caída consecutiva desde un nivel no visto desde abril.

jose.rivera@eleconomista.mx