Cuando operes en los mercados de commodities, nunca pongas todos los huevos en una canasta. Los mercados son siempre un blanco móvil, por lo cual, cuando tires, apunta a una zona que te permita hacer un segundo tiro por si fallas el primero, asegúrate de hacer suficiente daño como para que puedas disparar de nuevo. No pongas toda la pólvora en un solo disparo, en otras palabras, no pongas todo tu dinero o posición en una sola postura, eso déjalo para cuando juegues en Las Vegas, la sabiduría está en el promedio, y no olvides que nunca serás capaz de comprar en el punto más bajo, ni de vender el punto más alto de manera repetitiva.

Recuerda que no estás en el negocio de comprar en el punto más bajo y vender en el más alto. La realidad es que estás en el negocio de comprar caro y vender más caro aún o, en su defecto, de vender barato y comprar más barato.

La dirección de precios en los mercados es una inercia continua y nos sabemos cuál es la combinación de masa e impulso, así que respeta la dirección del mercado y no intentes adivinar pisos o techos, más aún, no intentes determinar un precio en el que debes comprar o vender, todo ello es relativo a lo que interactúa en su momento, mantén tu disciplina alrededor de márgenes, ello es el tema absoluto de la razón.

Si compras pensando que el mercado va a subir, o no compras pensando que el mercado va a bajar, y viceversa, estás especulando… Si tu negocio es el de especular, adelante, pero si no, estás entrando en riesgos infinitos cuando compras o vendes físicos sin una cobertura.

Quien usa commodities y piensa que operar en un piso de remates es especular, simplemente trata de esconder la cabeza como avestruz, si compras o vendes mercadería sin cobertura estás especulando, la cobertura natural es pasarle el riesgo al siguiente en la cadena de abasto, al comprar tus materias primas, te quitas el riesgo cuando las vendes a tu cliente, si el cliente no está ahí para cuando necesitas vender, el tener sin vender implica un riesgo, sustituir por medio del mercado esa compra o venta inconclusa te quita el riesgo de las manos.

Nunca intentes adivinar el piso cuando un mercado baja, eso es como intentar atrapar un cuchillo cayendo; igualmente, nunca trates de adivinar el techo al vender, eso es como escupir al cielo, respeta la inercia, si vas a comprar en un mercado bajista, asegúrate de comprar cuando ya venga de regreso y empiece a subir, sólo así incrementas la posibilidad de comprar una vez que has agotado el potencial temporal de bajas, y lo mismo aplica en mercados alcistas pero de manera inversa.

No olvides que estás en el negocio de comprar caro y vender carísimo, dicho en otras palabras, de hacer márgenes, no récords.

Si en tu empresa la labor de comprar y vender commodities depende de un comprador de materias primas y su santo juicio, estás en serios problemas; sin embargo, si lo anterior está en manos de tu administrador de riesgos, cuídalo, pues es un activo corporativo, no olvides que no existe un comprador sabelotodo, simplemente hay unos con más suerte que otros, el que administra riesgos no se equivoca pues le es fiel a su presupuesto y no anda tratando de adivinar precios.

Finalmente, me despido invitándote a que nos conozcas, te llevarás una grata sorpresa, y una cosa te garantizo, te trataremos como quieres ser tratado, no como te mereces, que no es lo mismo.

*Animo [email protected] y en Twitter sígueme en @a8aobrien