Mientras el mercado global de Ofertas Públicas Iniciales (OPI) comienza a mostrar señales de recuperación, en México las empresas seguirán aplazando su salida a Bolsa de valores ante las bajas valoraciones, consideró José Oriol Bosch.

El director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) aseguró que hay “un par de empresas que están buscando hacer una colocación en el mercado de valores, pero opina que es poco probable que se anuncie una próxima oferta.

“Para ser sincero, no creo que las veamos pronto (compañías debutando en Bolsa) y una de las razones principales es debido a que las valoraciones en México son bastante bajas, pero tal vez las haya y veamos algunas excepciones, como fue el caso del Fibra E de Promotora Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL)”, consideró.

Jackie Kelley, líder de IPO de EY Americas, expuso en su reciente informe que con el repunte de los precios de las acciones y la mejora del sentimiento del mercado, estamos viendo signos de recuperación en el mercado de OPI. Casi un tercio de las OPI en la primera mitad de 2020 ocurrió en junio. La cartera de IPO continúa creciendo a medida que los emisores buscan salir a bolsa en la segunda mitad de 2020 o principios de 2021.

El pasado 8 de julio, la empresa de energía solar fotovoltaica Cox Energy América realizó la primera OPI después de 32 meses de no haberse listado ninguna empresa en la Bolsa de valores de México.

Respecto a las colocaciones en el segundo trimestre de este 2020 en la BMV, se presentaron las de Fibra IDEAL por 25,827 millones de pesos y los certificados de capital e desarrollo (CKD) de Promecap por 1,200 millones de pesos y México Infrastructure Partners por 1,923 millones de pesos.

“Creo que este no es un incentivo (las bajas valoraciones) para que empresas rentables y con buenas perspectivas vengan al mercado”, añadió el director general de la BMV en conferencia telefónica con analistas bursátiles con motivo de su segundo reporte trimestral del año.

Las bajas valoraciones en México se reflejan en los niveles actuales del S&P/BMV IPC, el índice que agrupa a las 35 empresas más grandes en Bolsa. Este ha tenido un débil desempeño en lo que va del año, con una caída de 16.57% en términos de pesos. El índice se ubica en 36,327.84 puntos contra los 43,541.02 enteros de comienzo del año. Y hace tres años cotizaba por encima de 50,000 puntos.

Ante este panorama con baja actividad en el mercado de OPIs mexicanas, José Oriol Bosch destacó que lo relevante de tener dos Bolsas de valores en México es lograr aumentar el tamaño del mercado.

El directivo subrayó que en este esfuerzo también se necesitar trabajar con las Casas de Bolsa, con las instituciones financieras, con el regulador.

“Definitivamente hay un gran potencial en el mercado que podemos seguir aumentando en número de participantes y el número de personas que participan porque sigue siendo muy bajo en términos de número de empresas”, agregó