Las acciones de las emisoras del sector inmobiliario que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se mantienen con caídas de doble dígito, afectadas principalmente por el deprimido sector de la construcción que lleva al menos siete años en descenso en México.

Con una participación de mercado de 43.2% en el sector de la construcción en Quintana Roo, Corpovael (Cadu) es la emisora que registra la mayor caída en el valor de sus acciones este 2021, con 34.56% desde los 5.15 pesos por acción en diciembre a sólo 3.37 pesos el viernes pasado, que se suma a la caída de 27.05% del 2020 cuando cotizaba en 7.06 pesos en BMV.

En valor de capitalización bursátil, la empresa suma 1,143 millones de pesos.

La segunda mayor caída este 2021 es de Desarrolladora Homex con una pérdida de 29.27% en el valor de sus papeles ,al pasar de 4.1 centavos a sólo 2.9 centavos por acción, que se suma a los 55.43% que perdió durante el año pasado cuando valía 9.2 centavos por acción. 

Urbi tiene una minusvalía de 24% en el precio de sus títulos en lo que va del año, pasando de 10 a 7.60 pesos por acción, sin embargo, en el 2020 llevó a sus acciones de 91.2 centavos hasta 10 pesos, es decir un aumento de 996% en un año. 

Luis Alvarado, analista de Capitales de Banco Base explicó que “las empresas del sector llevan varios años siendo afectadas. La industria de construcción en México lleva un periodo de desaceleración desde hace unos años y también tiene varios años en contracción, además la pandemia fue un factor adicional para incrementar pérdidas tan significativas en este tipo de empresas en el mercado bursátil”.

De acuerdo con Inegi, el valor de producción generado por las desarrolladoras de vivienda refleja una tendencia negativa desde octubre de 2012, con 37,110 millones de pesos y hasta lo 21,963 millones de pesos que registran a enero del 2021. 

La excepción

La única firma que mantiene un rendimiento positivo en Bolsa es Consorcio Ara, cuyo valor aumentó 13.09% en lo que va del 2021, pasando de 3.82 a 4.32 pesos por acción. Con esta alza, la compañía ya recupera la pérdida de 8.61% que tuvo en el 2020. 

La firma del sector de la vivienda más valiosa en la BMV es Vinte, con un market cap de 6,165 millones de pesos al viernes pasado. Al cierre del cuarto trimestre del 2020 reportó ingresos por 1,222 millones de pesos.

En segundo sitio se encuentra Consorcio Ara con un valor de capitalización bursátil de  5,449 millones de pesos, aunque fue la empresa con mayores ingresos en el último trimestre del 2020 con 1,554 millones de pesos.

Desarrolladora Homex es la firma más pequeña con apena 54.7 millones de pesos en valor de capitalización, mientras que Urbi Desarrollos es la que menos ingresos generó a diciembre del 2020 con 71.9 millones de pesos y un valor de mercado de 88.3 millones de pesos.

“Es un sector que está muy debilitado, además son compañías que tienen un apalancamiento importante, ya que muchas de ellas emitieron demasiado deuda y bajo una mala gestión de riesgos”, explicó Carlos Hernández, analista bursátil de Casa de Bolsa Masari.

Comentó que las vivienderas deben tener una buena gestión del apalancamiento financiero, “teniendo en cuenta que en México la situación en general va a ser de una recuperación un poco más lenta en el sector de bienes raíces”.

Luis Alvarado dijo que las estrategias del gobierno federal parecen estar en el gasto público. “Sí hay grandes obras, las principales de la administración, pero en general no es una administración que se esté enfocando en la construcción de vivienda, entonces sí está afectando a estas empresas”, dijo.

ariel.mendez@eleconomista.mx