Las expectativas a la baja del crecimiento económico mundial se refuerzan día con día, arrastrando con esto el comportamiento de los mercados financieros.

Ayer, las cifras del sector servicios de la zona euro y Reino Unido lo confirmaron; a pesar de que siguen arriba del nivel que separa el crecimiento de la contracción, muestran una desaceleración del crecimiento en los próximos meses.

En el Reino Unido el índice PMI de la firma Markit hiló cuatro meses a la baja en junio para caer a un nivel de 54.4, un mínimo de 10 meses. Mientras que en la zona euro, el índice cayó a 55.5 desde 56.2 de mayo.

Lo anterior acrecentó los temores a enfrentar una posible recesión en forma de w , ya que de acuerdo con especialistas los resultados no son suficientes para seguir impulsando el crecimiento de meses pasados.

Esto se suma a la última cifra del sector servicios de China, uno de los principales motores de la economía mundial, publicada en días pasados, que cayó a su menor nivel de 15 meses.

Por si no fuera poco, las últimas cifras de Estados Unidos no han ayudado, esto se ha traducido en un incremento de la aversión al riesgo en los mercados de todo el mundo, aunado a la crisis de deuda en Europa.

De esta manera, en las últimas semanas, los volúmenes de operación en las bolsas y otros mercados han disminuido, y los inversionistas han optado por activos más seguros como el oro o los bonos del Tesoro estadounidense.

Así, ayer en una sesión apática por el cierre de Wall Street, y tras los datos publicados en Europa, las bolsas del continente cerraron en mínimos de seis semanas. El FTSEurofirst 300 bajó 0.32%, mientras que en Alemania el Dax cayó 0.31% y el francés CAC 40 perdió 0.48 por ciento.

Los descensos fueron atenuados por un repunte de los títulos de BP que ganaron 3.5% por expectativas en torno de que la filtración de petróleo del pozo en el Golfo se selle en un mes.

En este contexto, Invex informa: En general vemos poca posibilidad de una nueva etapa recesiva, aunque no podemos descartarla. En los mercados, mientras se disipa la incertidumbre y se descuenta una situación de menor velocidad en el crecimiento, los rendimientos serán tristes .

Tan sólo veamos que, uno de los índices accionarios líderes de Estados Unidos, el Dow Jones acumula una pérdida de 7.11% en lo que va del 2010; mientras que el NASDAQ pierde 7.82 por ciento.

Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores retrocede 2.27% en el año, la caída se ha moderado debido a que las últimas cifras de la economía local.

Así, en sus últimas jornadas el IPC ha conseguido desligarse de Wall Street.

Pero los analistas de Invex también indican que en México la decepción con respecto al crecimiento en Estados Unidos terminará reflejándose.

Por su parte, la correduría UBS recortó su expectativa para el Producto Interno Bruto de Estados Unidos a 3 desde 3.2% para este año.

Así que, con débiles pronósticos de crecimiento, no pueden esperarse ganancias interesantes en las bolsas por lo menos para los próximos meses.

[email protected]