“Urbi ha ido cumpliendo lo que ha prometido, lo que le ha permitido ir recuperando la confianza de los bancos, esperamos que el mercado lo pueda reconocer con el precio de la acción”, explicó Rafael Guerrero, analista de 414 Capital.

La firma de análisis independiente inició cobertura de la desarrolladora de vivienda con un precio objetivo para finales del 2017 de 9.60 pesos por papel, lo que significaría un rendimiento de alrededor de 29%, considerando el cierre de la sesión del viernes de 7.45 pesos.

Guerrero estimó que la emisora se ha ido fortaleciendo y cumpliendo gradualmente con su plan de negocios para el 2021, esto luego de haber salido de concurso mercantil y concluir con el proceso de su reestructura financiera para tratar de recuperar la confianza de los inversiones y del mercado.

“Creemos que la acción está subvaluada porque la compañía ha tenido mejoras y eficiencias, está cumpliendo con las metas propuestas después de haber salido del concurso mercantil, esto hace pensar que la acción puede tomar un impulso”, sostuvo.

En octubre del 2016, Urbi reinició su cotización en la Bolsa mexicana con un precio de 14 pesos por acción, desde entonces sus títulos han caído 48.8% y este año han perdido 0.66 por ciento.

Avances

Parte fundamental del resurgimiento de la desarrolladora fue comenzar a restaurar la confianza entre las instituciones financieras.

Ha logrado avances. Obtuvo una segunda línea de crédito por hasta 82 millones de pesos que comenzará a ejercer próximamente y una más por 57 millones que usará para comprar tierra y emprender un proyecto de 2,000 viviendas en el estado de San Luis Potosí.

Actualmente su deuda asciende a 337 millones de pesos, monto que representa alrededor de 10% de lo que debía cuando se declaró en concurso mercantil.

Bajo esta nueva era, Urbi se propone ser más rentable y migrar hacia el desarrollo del segmento de vivienda media y media alta. Aunque dentro de esta línea de negocio es elevada la competencia, manifestó Guerrero, no es tan fuerte como en el de interés social; además se obtienen mayores márgenes, lo que hace más rentable la operación.

El analista destacó como una de las fortalezas de la viviendera las 3,174 hectáreas de reserva de tierra, que dispondrá para desarrollar proyectos de vivienda, darlos en venta así como en garantía de créditos y pago a acreedores.

También se beneficiará del aumento en el monto máximo de financiamiento por hasta 1 millón 604,000 pesos que el Infonavit comenzó a aplicar para sus derechohabientes, puesto que 80% de las ventas de las casas de Urbi se vende con un crédito de la institución.

Positivo

Además, en un entorno con alzas en las tasas de interés resulta positivo para la empresa que el Infonavit, la principal institución que otorga créditos para adquirir una vivienda, no haya encarecido los préstamos en esa misma línea, consideró el analista.

La empresa proyectó en su plan de negocios alcanzar un volumen de ventas de 57,100 viviendas e ingresos por 31,400 millones de pesos entre el 2017 y 2021. Para el cierre del 2017 se estiman ventas de 1,298 millones de pesos.