Los precios del petróleo cerraron en neta baja la jornada de éste miércoles en Nueva York, luego de una reducción menor que lo esperado de los stocks semanales de crudo en Estados Unidos y de una sorpresiva alza de las reservas de gasolina.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en julio perdió 1.73 dólares hasta los 44.73 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Los precios petroleros se movieron en baja este miércoles al final de las operaciones en las plazas europeas y hacia las 16:00 GMT el barril de Brent en el Intercontinental Exchange de Londres cotizó en 46.89 dólares, en descenso de 1.83 dólares en relación con el cierre del martes.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto perdió 1.72 dólares a 47 dólares.

Los inventarios comerciales de crudo tuvieron un repliegue de 1.7 millones de barriles y quedaron en 511.5 millones. Las reservas de gasolina, en tanto, subieron 2.1 millones de barriles.

"El mercado sigue estando decepcionado con las cifras de las reservas", según Bart Melek TD Securities.

"Incluso aunque mermaron los stocks de crudo, se esperaba una caída mayor", dijo. Las reservas comerciales habían subido 3.3 millones la semana precedente.

Melek apuntó que los datos estadounidenses se conocieron cuando la Agencia Internacional de Energía informó que los países ajenos a la Opep aumentarán su producción el año próximo.

"Eso sugiere que la Opep deberá hacer más de lo previsto antes de fin de año para reequilibrar el mercado" e intentar absorber algo de la excesiva oferta mediante una limitación de su producción, observó Melek.

erp