Los precios del petróleo subieron el lunes, luego de que se anunció que un importante oleoducto en Estados Unidos podría reanudar sus operaciones esta semana después de que un ciberataque forzó su cierre.

El potencial crecimiento de la demanda estadounidense impulsó los precios del crudo, contrarrestando los temores que apuntan a que la pandemia de coronavirus afectará la demanda en la India y otras partes de Asia.

Colonial Pipeline, el oleoducto de combustible más grande de Estados Unidos, espera restablecer el servicio operativo antes del fin de semana.

El ducto fue cerrado por un ciberataque el viernes. El domingo se reabrieron algunos ductos menores mientras que las líneas principales permanecen cerradas.

El referencial internacional Brent del mar del Norte subió 4 centavos, o un marginal 0.06%, a 68.32 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subió 2 centavos, o 0.03%, a 64.92 dólares. Ambos índices aumentaron más de 1% la semana pasada, su segunda ganancia semanal consecutiva.

La mezcla mexicana de exportación subió 10 centavos o 0.16% a 62.38 dólares el barril.