Los precios del crudo estadounidense subieron a máximos de tres meses por noticias de que Arabia Saudita recortó su producción en respuesta a una merma de la demanda y después de que China reportara datos positivos de sus exportaciones.

Los futuros del crudo estadounidense, West Texas Intermediate (WTI), con entrega en febrero, ganaron 72 centavos o 0.8% para concluir en 93.82 dólares por barril, su mayor nivel desde el pasado 18 de septiembre. En el intradía, el WTI cotizó en máximos de 94.70 dólares. En Europa, el Brent ganó 11% o 13 centavos al venderse al cierre del mercado de materiales de Londres en 111.89 dólares por barril.

El diferencial entre el precio del Brent y el WTI se ubicó en 18.07 dólares, su mejor nivel desde el pasado 24 de septiembre.

Una combinación de fuertes datos de comercio exterior en China y los titulares sobre el recorte adicional a la producción de petróleo de Arabia Saudita en diciembre contribuyeron al avance de ayer , citaron analistas en un reporte enviado al Chicago Mercantil Exchange (CME).

Durante diciembre, las exportaciones en China subieron a una tasa anual de 14.1%, superando las estimaciones de un alza de sólo 4% del consenso. De acuerdo con Reuters, las importaciones de crudo de China sumaron 23.67 millones de toneladas en diciembre, ligeramente por encima de los 23.37 de noviembre.

En tanto, según fuentes citadas por Bloomberg, Arabia Saudita habría recortado el mes pasado su producción de crudo en 5% a 9,025 millones de barriles diarios, lo que sería el nivel más bajo de producción en 19 años para el principal exportador de crudo a nivel mundial.

El alza en los precios del petróleo también estuvo relacionada con el buen ánimo que prevaleció en el mercado accionario y con la debilidad del dólar, añadieron los analistas citados por el CME.

El índice dólar, que mide su desempeño frente a sus seis principales contrapartes, perdió 0.9 por ciento.

ana.valle@eleconomista.mx