El crudo mexicano de exportación retrocedió un dólar con 32 centavos respecto a la sesión previa para venderse en 55.12 dólares por tonel, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, al igual que el resto de los mercados, el energético finalizó la sesión con una fuerte baja ante un aumento en la aversión al riesgo a nivel global, causado por el nerviosismo relacionado con una guerra comercial entre las principales economías del mundo.

Como se ha mencionado, China es el mayor consumidor de commodities a nivel mundial, por lo cual una guerra comercial no sólo podría causar una distorsión en los fundamentales de oferta y demanda de las materias primas a nivel global, sino también podría desestabilizar el crecimiento económico mundial.

Esto pondría en riesgo la recuperación del crecimiento económico, lo que afectaría también la demanda por crudo a nivel global.

Durante la sesión, entró en vigor la imposición de aranceles de China a 128 productos provenientes de Estados Unidos, lo que aumentó las tensiones comerciales.

Sin embargo, este no es el único motivo por el cual el precio del petróleo finalizó la sesión con pérdidas, ya que oficiales con conocimiento del tema dieron a conocer que Arabia Saudita reducirá los precios de todas las calidades de crudo que vende a Asia.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una pérdida de 1.93 dólares y se vendió en 63.01 dólares por barril, mientras que el Brent bajó 2.63 dólares para ofertarse en 67.64 dólares el tonel.

abr