Kimberly-Clark de México reportó que su flujo operativo (EBITDA) cerró el tercer trimestre del año en 2,639 millones de pesos, cifra que representa un incremento de 28.4% al compararse con el mismo periodo del 2018. El avance de doble dígito fue gracias a menores costos y a su programa de ahorros.

Al presentar su informe trimestral en la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa que comercializa productos para la higiene personal bajo marcas como Kleenex informó que la utilidad neta se elevó 37%, a 1,238 millones de pesos, contra 904 millones de pesos hechos en el periodo de comparación. 

Mientras sus ventas ascendieron a 10,400 millones de pesos, esto fue 5.1% más que lo reportado entre julio a septiembre del año pasado. 

En el documento detalló que las ventas de productos al consumidor crecieron 6%, mientras que en el mercado internacional decreció en 3% y las exportaciones fueron 5% menores a las del año anterior.

La emisora destacó como aspectos favorables que concluyó menores precios de energía y el programa de reducción de costos generó aproximadamente 400 millones en el periodo.

Aunque indicó que la paridad peso-dólar fue ligeramente mayor, promediando 1% más que el año pasado, con lo que reportó una pérdida cambiaria de 7 millones de pesos, en línea con el tercer trimestre del 2018.

La también comercializadora de papel con la marca Pétalo aseguró que mantiene una operación “delgada y sus inversiones en nuestras marcas y productos son más eficientes”.

La empresa mencionó en el documento que ha invertido 897 millones en inversiones en bienes de capital (capex) y ha pagado 4,826 millones a sus accionistas, esto en los últimos 12 meses.

Kimberly-Clark de México entregó su informe tras el cierre del mercado. No obstante, en la cotización del jueves cerró con una ligera baja de 0.93%, a un precio de 39.52 pesos por acción.