Exportadores de Estados Unidos enfrentaron este lunes aranceles de represalia por parte de Japón, Rusia y Turquía, como respuesta al alza de tarifas que implementaron las aduanas estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio.

China fue el primer país en hacer lo propio, al cobrar aranceles punitivos desde abril, seguido por México, quien puso en vigor el alza de impuestos a la importación a partir del 5 de junio.

Ayer por la tarde, el mandatario Donald Trump amenazó con poner aranceles del 10% a productos chinos, con lo que se afectarían 200,000 millones de dólares de importaciones. Se esperan hoy respuestas de los chinos.Otras medidas de Canadá entrarán en vigencia el 1 de julio y un paquete más por parte de la Unión Europea comenzará en los próximos días.

El 1 de marzo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la imposición de aranceles de 25% a las importaciones estadounidenses de acero y de 10% a las de aluminio.

Esta acción fue resultado de investigaciones realizadas entre abril del 2017 y enero del 2018 por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Se concluyó que las importaciones de ambos metales amenazan la seguridad nacional de Estados Unidos y recomendaron la imposición de restricciones comerciales.

China solicitó el 5 de abril consultas en la Organización Mundial de Comercio (OMC) en virtud del Acuerdo de Salvaguardias sobre las tarifas de seguridad nacional de la Sección 232, tres días después de haber suspendido las concesiones arancelarias en 128 productos de Estados Unidos.

Más de 400 productos afectados

En un rango de entre 15 y 25%, China subió los aranceles a las importaciones de productos de Estados Unidos como almendras, avellanas, pistaches, plátanos, aguacates, guayabas, mangos, naranjas, manzanas, peras, cerezas, fresas, frambuesas, arándanos, moras, kiwis, cerezas, vino de uva, tubos y perfiles de aluminio, carne de cerdo y desechos de aluminio.

Rusia notificó a la OMC que los aranceles de represalia que aplicaría a Estados Unidos sumarían una recaudación aduanal de 538 millones de dólares al año, mientras que Japón comunicó que su recaudación correspondiente sería de 440 millones de dólares.También en respuesta a los aranceles de Estados Unidos, Canadá autorizó tarifas de represalia por 12,800 millones de dólares. Establecerá aranceles de entre 10 y 25% a la importación de productos estadounidenses (correspondientes a 128 distintas clasificaciones), como jugo de naranja, mermelada de fresa, salsa de soya, salsas de tomate, whisky, madera contrachapada, refrigeradores, lavadoras, embarcaciones inflables, alambre, varillas, tubos y otros productos de hierro y acero.

En otra represalaa por 7,560 millones de dólares, los aranceles de la Unión Europea se aplicarán en dos etapas, la primera el 20 de junio y la segunda 23 de mayo del 2021.

La Unión Europea informó que prepara aranceles de entre 10 y 50% a la importación de diversos productos originarios de Estados Unidos. En el primer listado de represalias de la Unión Europea (182 fracciones arancelarias) contra mercancías de Estados Unidos están ciertas clases de maíz, arroz, alimentos a base de cereales, hortalizas, pantalones, productos de acero y barcos, entre otros.

La segunda lista (158 fracciones arancelarias) la conforman productos como arándanos, whisky, aceites esenciales, telas, calzado, máquinas y aparatos eléctricos, motocicletas, embarcaciones inflables, electrónicos, vehículos de motor, recipientes de agua, lavavajillas, lavadoras, artículos de vidrio y joyas.

México impuso aranceles punitivos de entre 15 y 25% a productos de acero y algunos bienes agrícolas originarios de Estados Unidos, entre ellos piernas, paletas y otros tipos de carne de cerdo, manzanas, arándanos, papas, quesos, whisky tipo Bourbon, placas, láminas, chapas, varillas, tubos, alambrón y embutidos de cerdo.

rmorales@eleconomista.com.mx