La estadounidense AT&T anunció este lunes la firma de un acuerdo con NII Holdings para adquirir su negocio de telefonía móvil en México por 1,875 millones de dólares.

Entre los términos del acuerdo, AT&T adquirirá las compañías que operan bajo el nombre Nextel México, incluyendo sus licencias de espectro, red de infraestructura, tiendas minoristas y sus poco menos de 3 millones de suscriptores.

AT&T espera que la transacción pueda cerrarse para mediados del 2015.

Un estudio de Intercam Casa de Bolsa informa que América Móvil (AMX) actualmente acumula 68% de participación de mercado de telefonía móvil en México, Telefónica 20%, y AT&T (con Iusacell y Nextel) llegaría a 12% en caso de obtener la aprobación de los órganos reguladores.

Según el intermediario financiero, las implicaciones de este evento serán negativas para las acciones de AMX en las próximas jornadas, debido a que agregarán inquietudes respecto del interés de AT&T en los activos de AMX en el país.

Sin embargo, menciona que dichas adquisiciones (Iusacell y Nextel) tienen como finalidad el que AT&T pueda hacerse de una gran cantidad de espectro como base para una expansión mayor, más allá del objetivo de conseguir una cuota de mercado en telefonía móvil.

Este segundo objetivo, indica Intercam, puede conseguirse mediante la adquisición de suscriptores de AMX, y no descarta que ésta sea la estrategia del operador estadounidense; es decir, una estrategia dividida en dos pasos: adquirir espectro/infraestructura de Iusacell y Nextel y adquirir a los usuarios de AMX.

Consideró que en este momento sólo falta esperar a que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) apruebe la acumulación de espectro.

Presión

Homero Ruiz, analista bursátil de Signum Research, dijo que esta operación ejerce presión a la empresa de Carlos Slim para su venta de activos, con el fin de que deje de ser considerada como empresa preponderante en el país.

Añadió que con la entrada de AT&T al mercado mexicano se intensificará la competencia, pues esta compañía cuenta con recursos suficientes para invertir en el país y mejorar su tecnología, con una oferta interesante de ampliar la cobertura 4G.

El analista de Signum Research refirió que en Brasil existen 1.3 celulares por cada persona, mientras que en México la cifra es de 0.8 aparatos.

Ello significa que todavía hay un mercado para explotar, de ahí que AT&T apuesta a la expansión en término de usuarios.

Este lunes los títulos Serie L de AMX cayeron 2.43% para venderse a 16.86 pesos cada uno.

Más competencia

Ernesto Piedras, especialista en telecomunicaciones y director de Competitive Intelligence Unit (CIU), afirmó que la operación de compra de Nextel por parte de AT&T generará más competencia.

Explicó que el sector de telefonía móvil pasó de un escenario de cuatro a tres competidores; es decir, el consumidor tiene un operador menos como alternativa pero tendrá una red más fuerte. Lo importante no es el número sino una competencia efectiva, que tengan un mayor músculo y capacidad comercial , manifestó.

Piedras mencionó que Nextel y Iusacel además cuentan con una de las redes más poderosas, porque son las más nuevas y las de mejor capacidad. Va a ser interesante lo que determine la autoridad porque ambas cuentan con una buena dotación de espectro .

Es una realidad, dijo, que AT&T buscará crecer más y una opción es que le compre una parte de la operación a Telcel.

No obstante, insistió, es una realidad que el ecosistema competitivo del mercado móvil no será el mismo entre uno y dos años.

Ernesto Piedras enfatizó que, con esta operación, AT&T se quedará con 35% de los usuarios de pospago y eso es importante, porque ellos son los clientes más leales .

Nextel

valores@eleconomista.com.mx