El metal rojo subió 2.9% el martes hasta un máximo de dos meses por preocupaciones sobre posibles interrupciones al suministro en Chile y la debilidad del dólar, mientras que los volúmenes de transacciones eran menores a lo habitual debido al Año Nuevo Lunar chino.

El dólar se encamina a su peor inicio del año desde el 2008 debido a que las preocupaciones sobre las políticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, superan las expectativas de una inflación más alta en el país que dominaron el fin del año pasado.

Un dólar más débil hace que los metales que cotizan en esa divisa sean más baratos para los inversores fuera de Estados Unidos.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 5,989 dólares por tonelada, tras tocar un máximo de dos meses de 5,991 dólares por tonelada.

Los trabajadores de la mina de cobre Escondida, en Chile, la más grande del mundo, entraron a la fase final de votación sobre una oferta salarial de la compañía el lunes y el sindicato indicó que confía en que se aprobará una huelga, lo que apuntalaba al metal usado en la construcción y en el tendido eléctrico.

El foco de atención sigue en los suministros de cobre, mostró una nota de JPMorgan, que, sin embargo, agregó que las señales de una menor demanda han aliviado ligeramente las preocupaciones.

Entre otros metales industriales, el zinc subió 3%, a 2,860 dólares por tonelada, tras tocar un máximo de dos meses de 2,877 dólares.

Datos de la Bolsa de Metales de Londres mostraron que las existencias de zinc alcanzaron su menor nivel desde junio del 2016.

El precio del metal subió 60% en el 2016 por temores de escasez tras el cierre o suspensión de importantes minas.

El aluminio ganó 0.9%, a 1,819 dólares por tonelada, tras tocar la semana pasada un máximo en 20 meses por posibles recortes de capacidad en China. Los inversores están a la espera de posibles anuncios del gobierno al respecto, tras el receso por el Año Nuevo Lunar.