Los precios del metal rojo subieron el miércoles a su nivel más alto en más de una semana, luego de que datos manufactureros de China mostraran un potencial fortalecimiento de la demanda, lo que intensifica las preocupaciones por una escasez del metal debido a interrupciones de suministros.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres subió 0.7% a 6,016 dólares la tonelada, tras tocar 6,090 dólares por tonelada durante la sesión, su nivel más alto desde el 21 de febrero.

La actividad manufacturera en China se expandió más rápido de lo esperado en febrero por un aumento en la demanda interna y externa, lo que se suma a los indicios de que la segunda economía más grande del mundo está ganando impulso en momentos en que aumentan los temores sobre un mayor proteccionismo comercial.

Los datos chinos son definitivamente una razón para estar optimistas sobre los metales industriales , dijo el analista de Commerzbank Eugen Weinberg.

Sin embargo, los precios de los metales básicos fueron limitados por una moneda estadounidense más fuerte. Cuando el dólar se aprecia, las materias primas que cotizan en el billete verde son más caras para las empresas no estadounidenses, debilitando la demanda.

El dólar alcanzó su nivel más alto en siete semanas, luego de que los comentarios de dos influyentes funcionarios de la Fed fueron interpretados en el sentido de que las tasas en EU podrían subir en la reunión de marzo.

Sin embargo, las interrupciones de suministros en Indonesia y Chile son positivas para el cobre.

La incapacidad de Freeport-McMoRan para exportar concentrado de cobre desde mediados de enero y una huelga en la mina chilena Escondida, controlada por BHP Billiton , impulsaron el metal a máximos en 21 meses, de 6.204 dólares la tonelada, el mes pasado.

Entre otros metales básicos, el aluminio a tres meses subió 1.3%, a 1,949 dólares la tonelada; el zinc ganó 1.3%, a 2,862 dólares, y el plomo avanzó 2%, a 2,305.5 dólares la tonelada.