En el primer trimestre del 2019 y en pleno arranque de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la fortuna del hombre más rico del país tomó un respiro. Luego de cuatro trimestres consecutivos de reducciones en su valor de mercado, registró en el primer tercio del año un aumento de 4,122 millones de pesos, lo que evidencia que la estrategia con el nuevo gobierno puede brindar buenos resultados, ello de acuerdo con el análisis que trimestralmente realiza la Unidad de Inteligencia y Estudios Especiales de El Economista.

El propulsor de la riqueza de Carlos Slim durante el primer trimestre del año se sustentó en su división industrial, donde todas las empresas que lo integran arrojaron resultados positivos. Grupo Carso (GCARSO), el brazo industrial de Slim, registró un aumento en su valor de mercado de 13,415 millones de pesos, cantidad que alcanzó para mantener en el lado positivo el resultado trimestral del conjunto de empresas del Índice Slim. Vale destacar que en el cuarto trimestre del 2018 GCARSO aportó 19,020 millones de pesos, lo que significa que en los últimos seis meses ha contribuido con 32,435 millones de pesos, desempeñando así un papel estratégico y fundamental en el aumento de su fortuna.

Si bien al cierre del 2018 Carso Infraestructura y Construcción SA (CICSA) fue afectada por la suspensión de proyectos relacionados con el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, en el primer trimestre del 2019, reportó un aumento en ventas de 23%, hecho que se explica porque el sector de infraestructura registró ingresos adicionales por precios y volúmenes extraordinarios, el sector de instalaciones incrementó en proyectos de telecomunicaciones y en el sector de fabricación y servicios para la industria química y petrolera, por trabajos de perforación de pozos geotérmicos.

CICSA, Grupo Condumex y Grupo Sanborns lograron también importantes aumentos en ventas. Así, aunque el aumento en el ingreso total de GCARSO fue de 6.0% a tasa anual durante el trimestre en cuestión, la reducción de 77% en la fluctuación cambiaria contribuyó al aumento de 30% en su utilidad neta y el avance de 8.4% en el precio de su acción en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Entre el cuarto trimestre del 2018 y el primero del 2019, GCARSO incrementó 24% el valor de sus títulos y en 32,435 millones de pesos su valor de mercado.

Pese a no presentar un buen reporte trimestral Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL), el precio de sus títulos en la BMV hiló tres trimestres consecutivos de aumento, acumulando 12% en dicho lapso. De igual manera, el valor de mercado de la empresa siguió la misma tendencia en dicho lapso, aumentando 10,681 millones de pesos su valor de mercado.

Las empresas que le restaron riqueza

En Grupo Financiero Inbursa, los fuertes prepagos en la cartera comercial se tradujeron en una reducción de 6.0% en la cartera total de préstamos al cierre del primer trimestre del 2019, respecto al mismo lapso del 2018, y aunque los depósitos minoristas y el cobro de comisiones aumentó durante el trimestre, el resultado al final fue una reducción en el valor del brazo financiero de Slim, que para el primer tercio del año fue de 8,444 millones de pesos, 16% más sobre la disminución del último trimestre del 2018.

América Móvil (AMX), la joya de la corona del emporio de Slim, enfrenta de nueva cuenta la revisión de las medidas de preponderancia y en paralelo una reducción constante en su valor de mercado. En el primer trimestre del 2019 hiló su cuarta disminución con 6,131 millones de pesos, para acumular una baja en su valor de mercado de 223,405 millones de pesos, unos 11,529 millones de dólares, cantidad equivalente a la cotización presentada recientemente al presidente López Obrador por empresas concursantes para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

En el primer trimestre del 2019, Frisco, la empresa minera de Slim, profundizó su deterioro financiero y operativo. Sus volúmenes de producción de oro y plata cayeron 50% y 33%, respecto al mismo lapso del 2018. En el consolidado, las ventas cayeron 33% y el volumen producido en 42 por ciento. En valor de mercado recortó 1,960 millones de pesos a la fortuna de Slim entre diciembre del 2018 y marzo de este año.

La fortuna del empresario al cierre de marzo del 2019 alcanzó 1.42 billones de pesos, cifra que se explica en buena parte por el peso de AMX. Las empresas en las que participa el hombre más rico de México se ubican en los sectores estratégicos de la economía, por lo que el comportamiento de su fortuna resulta también un buen indicador del ritmo de la actividad económica del país.

Si bien Carlos Slim no es propietario del total de las acciones de las empresas del Índice Slim, sí incide de manera importante en el diseño de sus estrategias de inversión, además es una referencia importante en los negocios, tanto en el país como fuera de del mismo.