Las principales bolsas de valores de Europa cerraron mixtas la primera jornada de la semana. Los inversionistas mostraron un comportamiento indeciso debido a que las expectativas para la economía se han visto afectadas por las nuevas restricciones en Europa para combatir un repunte de casos de Covid-19.

Las pérdidas fueron encabezadas por la Bolsa de Fráncfort, Alemania, cuyo índice principal, el DAX, cayó -0.27% después de que la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que el principal motor de la economía de Europa necesita medidas más estrictas para controlar a las nuevas infecciones de Covid-19 en el país.

También con pérdidas, el CAC 40, de la Bolsa de París, perdió -0.10 por ciento. En el lado de avances, el índice Ibex 35 de la Bolsa de Madrid lideró los movimientos, con 0.78% debido al impulso de Telefónica (6.39 por ciento). El FTSE 100, de Londrés, y el FTSE MIB, de Milán, se apreciaron 0.44% y 0.17 por ciento.

Por su parte, el índice de alta capitalización Euro Stoxx 50, que mide el desempeño de las 50 acciones más importantes de la zona euro, perdió -0.41% a 4,338.69 unidades. Las pérdidas fueron encabezadas por Adyen y Philips, de Países Bajos, con -6.02% y -5.35%, además de las firmas alemanas SAP y Vonovia

Debido a la ola de contagios de Covid-19, Austria decidió comenzar nuevas restricciones a la vida pública el lunes, cuando comenzó su cuarto confinamiento nacional por esa enfermedad y el primero en un país de Europa Occidental en esta nueva ola. Los inversionistas siguen de cerca las cifras de Alemania.

jose.rivera@eleconomista.mx