Las acciones chinas extendieron su repunte el martes luego de recibir el apoyo de un salto en los precios del petróleo, el avance de la renta variable europea y por la estabilización del yuan.

La confianza de los inversores también aumentó por los comentarios del primer ministro de China, que sugirió la posibilidad de un nuevo estímulo si la economía se desacelera adicionalmente, y los datos de los préstamos de los bancos chinos en enero, que anotaron un máximo histórico.

NOTICIA: Bolsa de Shanghái acumula caída de 48.6% desde junio

El índice compuesto de Shanghái saltó un 3.3%, a 2,836.57 puntos, exhibiendo su mejor desempeño en tres meses y medio.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen avanzó un 3.1%, a 3,037.04 unidades.

erp