La bolsa de valores de Shanghái cayó este viernes y el mercado de valores de Tokio permaneció cerrado, mientras los inversores aún asimilan las decisiones de los principales bancos centrales para mantenerse firme sus políticas monetarias.

En Estados Unidos, la Reserva Federal decidió el miércoles no elevar las tasas de interés, y su principal argumento fue la desaceleración de la actividad económica en el país.

NOTICIA: Bolsa de Shanghái con su mejor desempeño diario en más de tres meses

Un día después, el Banco de Japón (BOJ) mantuvo inesperadamente su política monetaria sin cambios, que decepcionó a los inversores que esperaban un nuevo estímulo.

En China, las acciones relacionadas con el oro subieron ya que los inversores buscaron un refugio seguro en el precio del metal, que subió a un máximo en las últimas seis semanas en medio de un yen más fuerte y un dólar más débil.

China elevó el viernes la tasa de cambio de la moneda, el yuan frente al dólar por 0.56 por ciento de la jornada anterior, el mayor incremento en casi 11 años.

El Banco Popular de China (BPC) fijó el yuan a 6,4589 unidades por dólar, de acuerdo con el Sistema de Comercio de Divisas de China, que opera el mercado nacional de divisas y fue el más fuerte aumento diario de la tasa desde julio de 2005, informó Bloomberg News.

China sólo permite que el yuan suba o baje un dos por ciento al día, según sea el caso, para evitar la volatilidad y mantener el control sobre la moneda.

La Bolsa de Valores de Tokio permanece cerrada este viernes por el Día del emperador Showa (Hirohito).

NOTICIA: Bolsas chinas cierran al alza tras inyección de liquidez

En China, los principales indicadores cerraron a la baja. El Shanghái Composite Index perdió 7.26 puntos, 0.25%, para cerrar en 2,938.42 unidades.

Por su parte, el Shenzhen Component Index cayó 8.37 puntos, 0.08%, para ubicarse en 10,141.54 enteros, reportó la agencia de noticias Xinhua.

erp