Tras conocerse los resultados de la conformación de la Convención Constitucional en Chile, los analistas comenzaron desde el domingo en la noche a anticipar una dura jornada para los activos chilenos considerando que no se cumplió la expectativa de que el conglomerado oficialista alcanzaría un tercio de los escaños. Dicho y hecho. El dólar reflejó un salto de más de $15 del tipo de cambio, siendo la peor jornada desde junio del año pasado. Por su parte, la Bolsa de Santiago reaccionó con una violenta caída ante la incertidumbre del mercado respecto a qué pasará con la redacción de la nueva Carta Magna.

El S&P IPSA, selectivo que junta a las 30 mayores acciones chilenas que cotizan en bolsa, se ubicó en los 4,147 puntos tras un derrumbe de 9.33%, su mayor caída desde marzo del año pasado, cuando los mercados globales se iban a tierra ante el devastador efecto del coronavirus en la economía.

"Hoy el panorama es negativo para la Bolsa, ya que las elecciones arrojaron resultados que dieron un mayor espacio a independientes, con lo cual aumenta la incertidumbre, ya que es más difícil saber cómo votarán ellos en distintos temas", comenta la estratega de mercado nacional e internacional de Nevasa, María Luz Muñoz. Asimismo, el gerente de cartera de Vector Capital, Rodrigo Castro, explica que hay sectores que con los constituyentes elegidos van a sufrir cambios importantes, por ejemplo, los servicios sanitarios, salud (principalmente Isapre) y minería.

En tanto, la apuesta en Wall Street era que Chile Vamos lograría un tercio de los asientos de la Convención Constituyente, por lo que la nueva carta Magna no tendría propuestas radicales, ya que serían vetadas.

Pero tras los sorpresivos resultados del domingo, los bancos de inversión tuvieron que salir a cambiar el discurso previo y ahora vislumbran una mayor incertidumbre en el proceso. Para JP Morgan, por ejemplo, “la composición de la Convención Constitucional es peor de lo que esperaba el mercado y aumenta las posibilidades de ver cambios poco ortodoxos en el marco económico incluidos en la nueva Constitución".

"La participación estuvo en el lado inferior", destaca un reporte del área de estudios de Citi. Con 6 millones de votos de los 14.9 millones de personas que podrían haber votado, la participación superó ligeramente el 40%, algo que podría aumentar la incertidumbre al debilitar la legitimidad / mandato de la Asamblea Constituyente". En esa línea, esperan que las elecciones del domingo "aumenten la incertidumbre política y, por lo tanto, afecten los precios de los activos".

De acuerdo a un informe comentado por el economista jefe de Goldman Sachs para América Latina, Alberto Ramos, los resultados electorales del fin de semana, evidencian "una profunda desconfianza del establecimiento político y del alto rechazo de las estructuras tradicionales". Por lo mismo, esperan que esto pueda "traducirse en un proceso de redacción de la constitución muy ruidoso. La nueva Convención Constitucional estará muy fragmentada", explican.

Calificadoras ponen “paños fríos”

Ante tanta incertidumbre, la clasificación soberana del país salta inmediatamente como una preocupación para el mundo económico, pero Fitch Ratings defiende que no habría de qué preocuparse en dicho plano, por el momento. "Fitch considera que la calificación actual de Chile en A- es muy sólida y podrá soportar importantes incertidumbres políticas y económicas después de la rebaja de la calificación en octubre de 2020", opinó el director senior de Soberanos de la agencia, Richard Francis.

Desde S&P, el sentimiento es más o menos similar. El director gerente de calificaciones soberanas para América Latina, Joydeep Mukherji, espera que la transición de Chile a una nueva Constitución durante los próximos años sea "estable", lo que dice que implicaría que se mantendrá la confianza de los inversionistas. En términos generales, Mukherji recuerda que el "diseño y la aplicación de la nueva Constitución de Chile indudablemente cambiarán el equilibrio de poder entre los poderes del Estado", y también podría alterar la forma para elegir a los miembros del Congreso. "Con el tiempo, se hará evidente si dichos cambios tienen un impacto material en la gobernanza y la trayectoria de calificación de Chile".

Por su parte, la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham Chile) destacó "la diversidad de la Convención Constitucional electa". Como representantes de la principal inversión extranjera en Chile, queremos ser un aporte en este proceso".