En enero de 1994, el valor de capitalización de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) era de 130,246 millones de dólares, pero a la vuelta de 20 años dicha cifra aumentó 300% su valor, al ubicarse en 520,511 millones de dólares, a noviembre del 2013 (último dato disponible).

Del total de la inversión extranjera, la correspondiente a cartera que incluye acciones, valores, recibos de depósito y compras directas de acciones en los mercados de valores locales por extranjeros ha tenido un desempeño favorable.

Los flujos de capital aumentaron de 4,084 millones de dólares en 1994 a 10,038 millones de dólares en el 2012, según datos del Banco Mundial. El 2013 pudo ser incluso mejor, ya que el dato preliminar al tercer trimestre indica que el país captó 17,586 millones de dólares, refiere el Banco de México.

Ésta es la radiografía del antes y después que muestra, al cabo de dos décadas, una Bolsa más moderna y más integrada a los mercados internacionales; por su valor de capitalización, constituye la número 19 del mundo y la segunda más importante de América Latina, después de la brasileña, conforme a las estadísticas de la Federación Internacional de Bolsas de Valores (WFE, por su sigla en inglés).

El Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) tuvo un papel importante porque facilitó la inversión extranjera en el sector financiero , aseguró Eva Gutiérrez, gerente sectorial del Sector Financiero para México del Banco Mundial.

Desde que se aprobó el TLCAN, hubo una explosión de entrada de capitales a México. Sin embargo, los flujos bajaron como consecuencia de la crisis conocida como efecto tequila, para más adelante recuperarse a niveles previos , refiere la experta.

Muy concentrada

No obstante este éxito indiscutible, la BMV también le queda a deber al país, ya que durante los últimos 20 años ha observado una tendencia a la concentración, a semejanza de lo ocurrido en otras bolsas de países emergentes, como Brasil.

Actualmente, existen 143 compañías listadas en el mercado accionario, esto es casi 30% menos de las que había en 1994, cuando se contabilizaron 206 empresas, lo que se explica por las privatizaciones, fusiones y adquisiciones realizadas en los últimos 20 años, y también por la salida del mercado de grandes jugadores como Banamex y Grupo Modelo, según datos de la misma Bolsa y de la WFE.

Además, la BMV no ha variado significativamente su tamaño respecto del Producto Interno Bruto (PIB), ya que tanto en 1994 como en el inicio del 2014 el valor de capitalización reporta una proporción equivalente a 35%, aunque en los años intermedios hubo momentos en que superó 40 por ciento. Actualmente, el PIB nacional es de 1.23 billones de dólares.

En cambio, hoy en día las bolsas de Chile y Perú representan 107 y 45% respectivamente, en tanto que Estados Unidos y Canadá cuentan con mercados de valores que igualan el mismo tamaño de su economía.

El mercado accionario mexicano está relativamente poco desarrollado dadas las características de la economía , comenta Eva Gutiérrez.

Un dato revelador es que existen aproximadamente 5,000 empresas con potencial de ingresar a la BMV, cuando actualmente el número de emisoras bursátiles es de 143, según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Crecimiento extraordinario

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]