A un año de haber iniciado operaciones, la Bolsa Institucional de Valores (Biva) opera en número rojos y comenzará a ser rentable hasta el 2022, reconoció María Ariza, directora general del centro bursátil.

“Las inversiones tienen un proceso de maduración y estamos seguros que vamos a lograr generar rendimientos para todos los inversionistas, esto no es filantropía”, enfatizó al preguntarle cuándo empezarán a ser rentables para sus accionistas.

Aseguró que Biva no necesita más inyección de capital, opera conforme el plan de negocio presentado a sus inversionistas y a la autoridad hacendaria, por lo que no hay riesgo de insolvencia.

La directiva aseguró que la estructura financiera de la empresa es sólida y está capitalizada por grandes inversionistas. La pérdida que hoy registra está solventada por Central de Corretajes (Cencor), propietaria de la Biva.

En el proyecto de Biva se invirtieron 1,000 millones de pesos, que fueron aportados, a través de Cencor, por LIV Capital, el fondo privado que tiene como principales inversionistas a las Afores Citibanamex, Coppel, Pensionissste y Profuturo.

Hoy, la Biva celebra su primer aniversario. En el mensaje inaugural de aquel 25 de julio del 2018, se dijo que “uno de cuatro trabajadores es accionista de Biva”, eso significa que más de 22 millones de mexicanos tienen invertido los recursos de su Afore en el centro bursátil.

Ahí también se asumió el compromiso de aumentar la promoción del mercado bursátil mexicano y con ello llegar a 200 emisoras listadas en los próximos cinco años, además, incrementar 50% el volumen del mercado.

Responde a críticas

Sobre las críticas de que Biva no ha contribuido al crecimiento del mercado, de que se ha servido del mismo “pastel” y que solo ha representado mayores costos, María Ariza respondió que son aseveraciones un tanto falaces y que en solo un año han “demostrado ser un fuerte competidor”.

Ello porque rompieron con el monopolio que tenía la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la muestra es que disminuyeron las tarifas para el mantenimiento y listado de emisoras, la promoción se duplicó, están rompiendo los mitos del mercado de valores y atrayendo a nuevas empresas.

Hace unos días el director general de la BMV, José Oriol Bosch, arremetió contra la nueva Bolsa al asegurar que “no hay avances en los objetivos planteados por BIVA, de lograr 50 listados de nuevas empresas en tres años e incrementar 50% el volumen de operación del mercado”.

“El director de la BMV dice que nuestro compromiso era traer 50 empresas en tres años, creo que se equivocó, nuestra promesa es 50 empresas en cinco años en los dos mercados”, respondió  Ariza. “Eso no quiere decir que lo estoy comprometiendo a hacer ofertas públicas iniciales (IPO)-abundó- sino que gracias a la promoción que estamos haciendo habrá más ofertas accionarias en las dos bolsas”.

Continúa la sequía

La sequía sigue en el mercado accionario, pues ya suman 20 meses sin ninguna IPO. En su primer año de operaciones Biva no logró atraer a una emisora al mercado  de capitales.

Un reciente estudio de la la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) revela que el mercado de valores de México es muy pequeño, con pocas emisoras, donde el problema es que México sigue siendo una economía de manufactura que se ha olvidado de la innovación y el conocimiento.

“La tragedia de fondo es que a diferencia de otros países no tenemos empresas que generan ideas, no tenemos un Amazon, por ejemplo, y no hay ningún plan de cómo pasar a una economía basada en innovación para ver nuevas empresas que con los años quieran cotizar en Bolsa”, dijo Jorge Sánchez Tello, director de investigación aplicada en Fundef.

“Este rezago nos puede llevar 10, 20 o hasta 30 años y con un panorama de bajo crecimiento económico es difícil pensar en un boom en el mercado de valores como se esperaba”.

La directora de Biva reafirmó que es alcanzable llegar a un mercado accionario con 200 empresas listadas, hoy hay 145. Existen empresas que están listas para salir con una IPO, pero están esperando un mejor momento porque las valuaciones del mercado son bajas.

“Es irreal pensar que no tendremos 50 nuevas emisoras”, dijo. En el país hay más de 100,000 empresas con el tamaño para llegar al mercado.

“En Biva no vamos a parar para que lleguen 50 y por lo menos tener un mercado de 200.

Logros y retos de Biva, a un año de vida

Logros:

  • Abrió la competencia y rompió con el monopolio que por más de 125 tenía la BMV.
  • Se han llevado a cabo 237 emisiones bursátiles con un monto financiado de 50,000 millones de pesos, hay un pipeline de 11 nuevas ofertas por 70,000 millones de pesos.
  • Disminuyeron las cuotas de listado y mantenimiento para las emisoras .
  • Han logrado 10% de participación de mercado.

Retos:

  • Anunciar el listado de una nueva empresa en el mercado accionario.
  • Diversificar y aumentar el número de inversionistas.
  • Generar ganancias a los accionistas. La inversión requerida fue mayor a la esperada.
  • Redoblar la promoción para aumentar la cultura bursátil y terminar con los mitos del mercado bursátil nacional.

En stand by  11 emisiones en la nueva bolsa

A pesar de las difíciles condiciones de mercado, en la Bolsa Institucional de Valores (Biva) hay en lista de espera 11 nuevas emisiones, que representan un monto de 70,000 millones de pesos. Entre las solicitudes figuran emisiones de acciones; dos fideicomisos de inversión en energía e infraestructura (Fibra E); certificados de capital de desarrollo (CKD) y Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis), así como colocaciones de deuda de corto y largo plazo.

El monto de las ofertas en espera de lanzarse es 40% mayor respecto al financiamiento que ejerció la Biva durante su primer año de operaciones.

En este lapso, el fondeo que las empresas obtuvieron a través del centro bursátil asciende a más de 50,000 millones de pesos, mediante 237 ofertas como CKD, Cerpis, deuda de corto y mediano plazo, expuso la directora general de la Biva, María Ariza.

“Tenemos un pipeline muy fuerte de nuevas emisiones, queremos incrementar el mercado y decir que no lo hemos hecho es falaz, ya que muchas de las emisiones que hemos traído son nuevas”, manifestó.

“Si nos hubiera tocado una coyuntura de menor incertidumbre ya habríamos tenido colocaciones, pero estamos en un ambiente complejo, se están tomando decisiones muy importantes en estos meses a nivel gobierno, eso ha contribuido a que los inversionistas aumenten su aversión”, dijo la directora general de la Biva.

[email protected]