El vertiginoso ascenso del bitcoin no mostró señales de detenerse el lunes, cuando la criptomoneda marcó un nuevo récord y se aproximó a 10,000 dólares después de haberse revalorizado más de 20% en los últimos tres días.

El precio de la moneda digital se ha multiplicado por 10 desde comienzos de año y más que duplicado desde principios de octubre, impulsado por la perspectiva de una futura entrada en los mercados dominantes.

Ayer, el bitcoin subió 4.5%, a 9,721 dólares, en la plataforma Bitstamp de Luxemburgo, antes de retroceder y cotizar en 9,634.98 dólares.

Datos recopilados por Alistair Milne, el gestor con sede en Mónaco de Altana Digital Currency Fund, mostraron que el proveedor de cartera de bitcoin estadounidense Coinbase agregó 300,000 usuarios entre el miércoles y el domingo, durante la festividad del Día de Acción de Gracias. El número total de usuarios de Coinbase a nivel global es de 13.3 millones en la actualidad.

“Los datos de Coinbase son una prueba de que la adopción no está bajando”, comentó Milne a Reuters.

“Parece inevitable superar los 10,000 dólares tras la reciente acción del precio”.

La revalorización de la criptomoneda ha encontrado sustento en los últimos meses en el anuncio de que el mayor operador de derivados del mundo, CME Group, empezará a negociar próximamente futuros de bitcoin.

La compañía refirió la semana pasada que la negociación de futuros comenzaría a fin de año.

La mayoría de inversionistas institucionales se ha mantenido alejada del mercado, ya que lo considera demasiado volátil, riesgoso y complejo para invertir el dinero de otras personas. No obstante, algunos dicen que el lanzamiento de los futuros de CME podría atraer a más inversionistas convencionales.

“Las promesas sobre futuros del bitcoin que abren la puerta a dinero institucional están sobrecargando el precio”, dijo Charles Hayter, fundador de Cryptocompare, página web especializada en el análisis de divisas digitales.