Después de que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunciara que su país sería el primero en el mundo en aceptar al bitcoin como moneda de curso legal, el pasado 7 de junio, el precio de los bonos soberanos del país centroamericano con fecha de vencimiento al 2035 y 2050 tuvieron una caída de 1.15 y 2.7%, respectivamente.

El viernes de la semana pasada, la deuda de El Salvador a cinco años, con vencimiento en el 2025 cayó 2.58% en un día, pasando de 99.99 a 95.62 puntos.

Banco Barclays mencionó en uno de sus reportes, que el presidente salvadoreño está priorizando la agenda política en lugar de la económica, lo que indica “una debilidad institucional que podría desembocar en riesgos para los mercados financieros”.

La alta volatilidad de las criptomonedas se vio reflejado nuevamente ayer cuando el presidente ejecutivo de Tesla, Elon Musk, volvió a provocar que el precio del bitcoin se disparara, al publicar un tweet en el que hace saber que el fabricante de autos eléctricos podría volver a aceptar los pagos con la criptomoneda.

El bitcoin se ha visto marcado por los comentarios de Musk durante meses desde que Tesla anunció una compra de la moneda por 1,500 millones de dólares en febrero y dijo que la aceptaría como pago por sus autos.

Cuando haya confirmación de un uso razonable de energía limpia (aproximadamente 50%) por parte de los mineros con una tendencia futura positiva, Tesla reanudará las transacciones con bitcoins", dijo Musk en Twitter.

Luego de sus comentarios, el bitcoin tocó las 40,855.20 dólares por unidad, un aumento de 8.52% alrededor de las 12:00 de la tarde, hora de la Ciudad de México.

termometro.economico@eleconomista.mx