La OPA lanzada por Atlantia sobre Abertis, y las eventuales contraopas que pudieran llegar (una de ellas liderada por ACS si finalmente logra armar una oferta competidora), están provocando movimientos tácticos entre los grandes fondos de inversión internacionales.

Así se desprende de los resultados de la junta extraordinaria de accionistas celebrada por Atlantia a comienzos de agosto para aprobar la ampliación de capital necesaria para poder llevar a cabo la compra del grupo español. A la asamblea de la empresa italiana, celebrada en Roma, asistió el 77% del capital -un quórum habitual en sus juntas-. La ampliación de capital fue aprobada por amplia mayoría en la junta, con más del 93.6% de los votos.

Pero además de este primer asalto, ganado por Atlantia, lo relevante está en los detalles de la votación, cuyos datos son públicos a través de la web del grupo italiano. Esos datos son una radiografía perfecta de cómo gran parte de la batalla por Abertis se va a decidir en la capacidad que tenga cada bando para movilizar fondos internacionales a su favor.

Un 5.7% del capital que asistió a la junta votó en contra. En su mayoría, eran fondos gestionados por Lazard, que, como banco, es asesor de ACS en el estudio de una posible oferta competidora por Abertis. Así, por ejemplo, votaron en contra los fondos Lazard GBL y CP2F Lazard Infrastructure, o Lazard Global Listed. También votaron en contra varios fondos del grupo financiero Magellan, con sede en Australia.

Las abstenciones fueron mínimas, con apenas el 0.6% del capital que acudió a la junta. No obstante, entre las abstenciones hubo algunas significativas, como las de algunos fondos gestionados por HSBC, entidad que, sin embargo, a través de otros fondos, votó a favor de la ampliación. A favor también votaron fondos gestionados por entidades como JPMorgan, Morgan Stanley, Allianz, Schroeder, First State, Macquarie, Goldman Sachs y otros grandes colosos financieros. También votaron a favor Vanguard, BlackRock y Government of Norway que, además de ser grandes accionistas de Atlantia, son tres de los accionistas destacados de Abertis.

Triple papel de TCI

Es significativo el papel del fondo The Children's Investment Fund management (TCI), protagonista de varios movimientos. En la junta de Atlantia, la entidad Talos Capital, que tiene 308,000 acciones y pertenece a TCI, votó a favor de que Atlantia realice la ampliación de capital para lanzar la opa sobre Abertis. No obstante, en España, TCI ha estado promoviendo que Aena, donde también es accionista, lance una contraopa sobre Abertis, que quedó desactivada por la negativa del Estado español, principal accionista del gestor aeroportuario. Por otra parte, TCI también ha sido tanteado por Lazard, sin éxito hasta ahora, para armar una contraopa por Abertis junto a ACS.

Más de cien gestoras

En total, la junta de Atlantia movilizó el voto de cerca de 1,500 fondos de inversión de todo tipo y de todo el mundo, a través de más de un centenar de gestoras y bancos de invesión. De esos 1,500 fondos, más de 1,400 votaron a favor de la ampliación de capital, lo que se traduce en un respaldo explícito a la OPA de Atlantia. Más de 40 votaron en contra y otros 30 se abstuvieron.

La ampliación de capital de Atlantia está valorada en más de 3,700 millones de euros. Es el punto de partida para poder financiar la opa, en acciones y metálico, por Abertis, valorando este grupo en 16,300 millones de euros.

En el listado de fondos que se movilizaron en la junta de Atlantia -la mayoría de ellos a través de voto delegado-, aparecen desde los grandes colosos financieros mundiales, hasta pequeños fondos, como el del Banco Estatal de Timor Oriental, o el que gestiona las pensiones de los maestros de escuela del Estado americano de Louisiana. Algunos solo tienen un puñado de acciones, y otros, como Government of Norway, tienen participaciones significativas. El Estado de Noruega, que tiene 8.7 millones de acciones de Atlantia -más del 1% del capital-, es uno de los grandes inversionistas de la Bolsa española. A través de Norges Bank está en 70 empresas de la Bolsa. En Abertis controla cerca del 1 por ciento.

Esa doble presencia, en Atlantia y Abertis, es más notoria en el caso de BlackRock y Lazard. Es difícil calcular la totalidad de acciones que controla cada grupo, pues lo hacen a través de multitud de fondos. BlackRock tiene presencia en Atlantia con 30 fondos. Lazard tiene siete.

Tras Sintonia, de la familia Benetton, que tiene más del 30% del capital de Atlantia, Lazard y BlackRock estarían entre los cinco primeros accionistas del grupo, con el 2.7% y el 2.5% cada uno, respectivamente. En Abertis ocurre igual, pero aquí tendrían el 3% cada uno. También sorprenden las ausencias. Capital Group es el segundo mayor inversor de Abertis, con el 9%, tras La Caixa. Pero no está en Atlantia. Thournburg Investment es el sexto inversor de Atlantia, con el 1.95%, pero no está en Abertis.

[email protected]