La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con pérdidas la primera jornada de negociación de esta semana. La plaza accionaria local retrocedió en línea con Wall Street, en un mercado que espera la publicación de la inflación estadounidense, mañana, y previo a que dé inicio el periodo de reportes trimestrales.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras con más liquidez en el mercado mexicano, cerró con una caída de -0.58% al nivel de 47,352.18 puntos. En la Bolsa Institucional de Valores (Biva), la segunda bolsa del país, el índice principal FTSE BIVA cayó -0.56% a 970.40 puntos.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice de referencia, la mayoría de las emisoras cerraron la jornada en rojo, con desempeños negativos para 25 de los valores y avances para 10. Los peores movimientos de la jornada fueron los de los grupos aeroportuarios GAP, Asur y OMA, con pérdidas de -3.87%, -3.84% y -3.46%, respectivamente.

Por ponderación, los papeles de la minorista Walmex, la mayor compañía por capitalización de México, fueron los que más contribuyeron con el retroceso, al perder -0.78% menos. Otro de los valores que presionó al índice fue Cemex, cuyos títulos cedieron -1.53 por ciento.

jose.rivera@eleconomista.mx