Bolsas y Mercados Españoles (BME) lanzará el martes de la próxima semana su plataforma de fondos, pero no empezará a operar hasta el 7 de julio, según fuentes del mercado. La plataforma, que se llamará BME Fondos, comenzará con varias gestoras pequeñas y medianas.

Abante, Alpha Plus, Buy and Hold, Cartesio, Fonditel, Gesconsult, Gesiuris, Gestifonsa, Merchbanc, Metagestión y Mutuactivos están ya están trabajando con BME para la incorporación de alguno de sus fondos en las próximas semanas. Otras diez gestoras, entra las que se encuentra Magallanes, también han mostrado su interés y están realizando los trabajos previos de análisis.

BME no se ha fijado objetivo de crecimientos concretos, al menos no públicos, y al anunciar su lanzamiento en abril puso como ejemplo el modesto comienzo de la negociación de Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav), que fue creciendo de forma gradual.

Novedad

La principal novedad de esta plataforma respecto al resto es que no cobra incentivos por la venta de fondos, lo que obliga a las gestoras a crear una nueva clase de participaciones de sus fondos con menores costes por comisiones.

La contratación es similar a la de las Sicav. Las gestoras pagan un canon de admisión y otro de permanencia, mientras que los inversionistas pagarán uno de contratación. Para comprar los fondos de la plataforma de BME los inversores deberán tener una cuenta de valores y su bróker les dará acceso a los productos.

Por eso, BME ha trabajado estos últimos meses en dos frentes: intentando convencer a las gestoras para que incluyan sus fondos en la plataforma y negociando también con los principales brókeres para que den acceso a su supermercado a sus clientes.

Entre las entidades con las que BME ha negociado en los últimos meses están Renta 4 y Bankinter. Ambas han declinado su participación en el proyecto, al menos de momento. La idea era que ambos permitirían a sus clientes acceder a los fondos del nuevo proyecto, pero han desechado esta opción. Fuentes de Renta 4 explican que les falta información para tomar una decisión, mientras que Bankinter estima, tras estudiarlo, que no le aporta valor.

La participación de los brókeres es vital para el éxito del proyecto, ya que los inversionistas no tendrán acceso al supermercado de fondos de forma directa.

Pequeñas gestoras

El otro frente en el que sigue trabajando BME es el de las gestoras, para que incluyan sus fondos en la plataforma. La empresa ha mantenido reuniones constantes con el sector, algunas de ellas muy numerosas, con más de 200 asistentes. El interés que ha despertado su proyecto es más modesto de lo esperado inicialmente y se centra en pequeñas gestoras. Varias compañías prefieren esperar a ver cómo da sus primeros pasos la plataforma antes de unirse.

La proximidad del verano, una época de escasa actividad en el mercado tampoco ayuda, y algunas gestoras podrían esperar a septiembre para tomar la decisión definitiva. Además, otras firmas estarían pensando pedir a BME mejores condiciones para participar en la plataforma.

Como se esperaba, ninguna de las grandes gestoras vinculadas a los bancos tiene pensado participar en el proyecto, ya que ellas tienen sus propias redes de distribución. Es más, no son pocas las voces en el sector que vinculan los sucesivos retrasos en la puesta en marcha de la plataforma, anunciada por primera vez en 2010, a las reticencias de los bancos, algunos de los cuales tuvieron participaciones significativas en el capital de BME en el pasado.

La gran incógnita son las gestoras internacionales. AmiralGestión lo ve con buenos ojos y estudia participar. Fuentes del mercado explican que alguna podría estar interesada en participar en el proyecto, aunque el grueso permanecerá al margen.

[email protected]