Derivado de la reapertura económica que ha comenzado a reactivar el crédito en algunos segmentos, pero también de menores reservas preventivas, BBVA México logró una utilidad de 25,895 millones de pesos en el primer semestre del 2021, lo que representó un aumento de 30.7% respecto al mismo periodo del 2020.

El banco detalló que durante el primer trimestre del 2020 se crearon reservas adicionales por 6,544 millones de pesos para hacer frente a la pandemia, de las cuales 1,548 millones de pesos fueron liberados en el segundo trimestre del 2021.

“Con ello el rubro de estimaciones preventivas registra una caída de 29% en el primer semestre del 2021 contra el mismo periodo del 2020”, destacó.

Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA México, explicó, no obstante, que los niveles de utilidad aún no se recuperan a los niveles pre pandemia.

En videoconferencia, detalló que los ingresos mostraron un incremento, lo mismo que los gastos, y se redujo de forma importante el nivel de provisiones.

“La gran clave del trimestre y del semestre, es la generación de provisiones. Si bien contra el año pasado tenemos un decrecimiento de 29% por las provisiones adicionales que tuvimos que generar tanto en marzo del 2020 como en el segundo trimestre del año pasado, todavía estamos en niveles del 2019, son provisiones altas, y esto es lo que realmente marca la utilidad del año”.

Recuperación del crédito en algunos segmentos

BBVA México resaltó la recuperación que empieza a registrarse en algunos segmentos de crédito. La cartera cerró el primer semestre del año en 1.23 billones de pesos, un decrecimiento de 3.5% en su comparación contra junio del 2020, pero un crecimiento de 2.0% respecto a diciembre pasado.

El crédito a familias se ubicó en 547,000 millones de pesos, un alza de 2.5% contra diciembre del 2020; el destinado a empresas mostró un aumento de 2.1% en el periodo para un saldo de 499,000 millones de pesos; y el de gobierno, un aumento de 3.1% y un saldo de 67,000 millones de pesos.

De hecho, BBVA aseguró que el crédito a las familias se ha recuperado, alcanzando niveles pre pandemia.

“La recuperación de la actividad económica, comienza a reflejarse en una mayor demanda por crédito, principalmente en los créditos a individuos, los cuales registran un crecimiento en el primer semestre del año de 2.5% comparado con el cierre del 2020”, señaló el banco.

En cuanto a la cartera vencida, esta se ubicó en BBVA México en 2.40% al cierre de junio pasado; el Índice de Capital (ICAP) en 17.49%; y el Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) 206.89%.