Son dos los factores que le han permitido a la desarrolladora de vivienda, Consorcio Ara, salir a flote en épocas de volatilidad: una deuda más manejable y una caja fortalecida.

Al respecto, la directora de finanzas de Ara, Alicia Enríquez, explicó en entrevista, que la experiencia de 40 años de la empresa les enseñó que esos dos factores les permitiron sortear la volatilidad.

“Si bien no estamos un poco inmunes creo que ha sido una buena estrategia de la compañía de estar fortalecidos de cuidar tanto la caja como la deuda,” mencionó .

En cuanto a la deuda con costo, se registró una disminución de 10.2%, a 2,079.7 millones de pesos al primer trimestre del año, comparada con el 31 de diciembre del 2017. Mientras que la deuda neta tuvo un saldo negativo de 122.8 millones de pesos debido principalmente a la disminución de la deuda con costo.

La directora de Finanzas de la compañía, dijo en entrevista que su objetivo no es disminuir su nivel de deuda, sino mantenerla, pero aprovechando sus beneficios.

“Nos financiamos a través del propio flujo que genera Ara y es la fuente de financiamiento más importante, pero también utilizamos la deuda con costo para financiar nuestras operaciones”, mencionó.

Ara estima mantener la deuda entre 2,300 a 2,400 millones de pesos, pero sobre todo seguir generando flujo.

Se espera que el objetivo de un alza de 6% en ingresos para finales de año se alcance con el seguimiento a los desarrollos con los que ya cuenta la compañía.

Además, se mantendrá una inversión prudente y selectiva al ser un año electoral.  “No pensamos abrir en ningún otro estado, tenemos todo en la mesa para seguir con los proyectos que tenemos en operación, seguir generando un resultado”, comentó.

Buena nota

La semana pasada, la agencia S&P Global Ratings otorgó la calificación de “mxA+” con perspectiva estable a la deuda de la viviendera, luego de observar que, pese a un entorno macroeconómico desafiante en México, se espera que siga manteniéndose en los próximos 12 meses.

Respecto al precio de sus acciones, la emisora de la Bolsa mexicana cayeron 12.39% en lo que va del año, desde 7.67 a 6.77 pesos, precio de cierre del viernes.

Analistas de Barclays aumentaron el precio objetivo para el cierre de año en 7 pesos, un aumento potencial de 3.39 por ciento. Mientras que el consenso de analistas estima que el precio de los títulos llegará a 7.23 pesos.

Tras la publicación de resultados al primer trimestre, analistas consideran que Ara refleja su posición líder en términos de ingresos en la industria de la construcción en México, la cual se sigue considerando altamente fragmentada y competida.

No obstante, Barclays explicó, a través de un reporte, que aún siguen sin visualizar un catalizador a corto plazo que impacte el rendimiento de las acciones, además de que existe incertidumbre sobre la próxima política de vivienda de la administración federal por las elecciones presidenciales.

Diversificación

Alicia Enríquez acepta que uno de los éxitos de Ara ha sido una diversificación que les permite atender varios segmentos del mercado, como el residencial, interés medio y social.

Diversificación también en las fuentes de fondeo, como un financiamiento diferenciado tanto con bonos como el lanzado en diciembre del año pasado por un monto de hasta 1,350 millones de pesos, préstamos con la banca comercial y una diversificación geográfica son los principales diferenciador es de dicha desarrolladora.

Hasta el 2017, la desarrolladora promueve, construye y comercializa 47 desarrollos  en 16 estados, 19 ciudades y 33 municipios en México. Cuenta con 7 centros comerciales en operación.

Recientemente, Ara publicó sus resultados al primer trimestre, los cuales reflejaron un aumento de 2.7%, a 1,720 millones de pesos en ingresos.


estephanie.suarez@eleconomista.mx