La empresa tecnológica Apple superó la barrera de 1 billón de dólares en su capitalización bursátil el miércoles, un día después de su evento anual de presentación de productos, incluido su servicio de streaming y el iPhone 11.

Las acciones de Apple ganaron 3.18% en Wall Street, cotizando en 223.59 dólares. Cerró operaciones con un valor bursátil de 1.01 billones de dólares, para convertirse en la segunda emisora más valiosa de Wall Street, superada sólo por Microsoft, que llegó a 1.04 billones de dólares en valor de mercado.

Apple tuvo su evento anual de lanzamiento de productos el martes en su sede de Cupertino, California, donde entre otros productos presentó su nuevo iPhone, el Apple Watch y modelos de iPad.

Superará a Netflix.

La decisión de Apple de ofrecer un año gratis de televisión por streaming con cada nuevo dispositivo puede llevar al fabricante de iPhone a sacar a Netflix del primer lugar, pero eso no implica que logre mantener el liderazgo.

Según los planes que la compañía anunció el martes, cualquier comprador de un iPhone, Macbook, iPad o iPod Touch recibirá gratis el servicio de transmisión Apple TV+, y se le cobrarán 5 dólares al mes si decide mantenerlo al final del primer año.

Dado que Wall Street espera que Apple venda al menos 130 millones de iPhones sin contar a China en los próximos 12 meses, y que en el 2018 vendió más de 60 millones de Macbooks y iPads, TV+ debería superar fácilmente los casi 160 millones de suscriptores de Netflix.

Pero no hay seguridad sobre lo que pase más adelante. Apple vivirá la misma necesidad de tener una oferta innovadora para mantener a sus abonados, que llevó a Netflix a invertir 12,000 millones de dólares en nueva programación durante el 2018.

Si bien la compañía ha pasado meses reuniendo talentos de Hollywood y planificando contenido, analistas dicen que los 2,000 millones de dólares que Apple considera gastar este año están lejos de garantizar el éxito que necesitaría para mantener a sus clientes, sin importar que TV+ tenga un costo menor.

“Creemos que es poco probable que un servicio con una lista de contenido relativamente liviano (...) afecte la ventaja inicial, la escala, el contenido y el compromiso de clientes que ha logrado Netflix en 10 años”, dijeron analistas de Credit Suisse.