Apple presentó hoy un resultado trimestral mejor de lo previsto con un crecimiento de su sector de servicios que opacó la inquietud por las declinantes ventas de iPhone.

Las ganancias en el tercer trimestre fiscal cedieron 13% respecto al mismo período del año pasado y se situaron en 10,000 millones de dólares. Los ingresos en tanto aumentaron 1.0% a 53,000 millones de dólares, lo cual fue más de lo que habían estimado los expertos.

Al empezarse a debilitar las ventas de iPhone, el producto estrella del grupo, Apple se orientó a hacer dinero con contenidos digitales y servicios para las legiones de fanáticos de sus aparatos.

Los resultados fueron bien recibidos por el mercado y en las transacciones posteriores al cierre de Wall Street la acción de la empresa subía más de 3.0 por ciento

"Este es el mayor trimestre a junio que hemos tenido, impulsado por un récord absoluto de ingresos por servicios, acelerado crecimiento de productos ponibles, buen desempeño desde el Ipad a Mac y significativas mejoras en las tendencias del iPhone", dijo el jefe ejecutivo de Apple, Tim Cook.