Altos Hornos de México, empresa del sector siderúrgico, ha resentido en los últimos años la competencia de los bajos precios del acero chino. Aunque sus ingresos en términos reales han crecido en años recientes, las dificultades operativas que ha enfrentado, aunado a la depreciación del peso respecto del dólar y el aumento de la carga financiera, la han llevado a pérdidas financieras.