La empresa matriz de Google, Alphabet, incumplió el lunes con las estimaciones de ganancias trimestrales de los analistas, por los gastos más altos de la historia en un trimestre, lo que provocó una baja de sus acciones pese a un crecimiento de los ingresos que superó las expectativas.

El proveedor dominante mundial de servicios de búsqueda en Internet, publicidad y video ha aumentado en los últimos años el gasto en áreas que incluyen computación en la nube y electrónica de consumo, que considera esencial para mantener su liderazgo en la industria ante la dura competencia de Amazon y Microsoft.

Sin embargo, Google ofrece datos limitados por producto en comparación con algunos rivales, lo que deja a los inversores cada vez más inseguros sobre cómo las presiones, incluidos el escrutinio regulatorio, boicots de anunciantes y la tensión comercial, están afectando las operaciones.

Las acciones de Alphabet cayeron 1.59% en el NASDAQ en operaciones tras el cierre del mercado.

Alphabet, que genera alrededor de 85% de sus ingresos por ventas de publicidad y tecnología publicitaria, reportó ingresos totales del tercer trimestre de 40,500 millones de dólares, 20% más que hace un año, y que se compara con el crecimiento del 19% en el segundo trimestre.

Los analistas esperaban un crecimiento aproximado de 19.52%, a 40,325 millones de dólares, según datos del IBES de Refinitiv.

La ganancia neta del tercer trimestre aumentó a 7,100 millones de dólares, 10.12 dólares por acción, en comparación con las estimaciones de los analistas de 8,811 millones de dólares, 12.44 dólares por acción.

Las acciones de Google habían cerrado la sesión regular con un alza de 1.95%, por un reporte de Reuters de que había hecho una oferta para adquirir al fabricante de dispositivos Fitbit.