El Gobierno alemán podría embolsarse hasta 1,200 millones de euros por la deuda estatal que colocó el año pasado a tasas de interés negativos, informó el diario Rheinische Post.

El rotativo se basa en un informe interno del Ejecutivo que ha confirmado un portavoz del Ministerio de Finanzas, en el que se explica que la fuerte demanda de bonos alemanes hizo caer hasta terreno negativo su rentabilidad.

En el 2016 se produjo una descarga de la deuda del gobierno federal debido a los intereses negativos de 1,200 millones de euros , confirmó el portavoz ministerial.

A esta situación se ha llegado después de que hasta la rentabilidad del bono alemán a 10 años, conocido como bund, cayese temporalmente el año pasado a valores negativos, algo inédito en la historia de Alemania.

La política monetaria expansiva del Banco Central Europeo y las incertidumbres en los mercados han llevado a esta situación a la deuda pública alemana, considerada tradicionalmente como un valor refugio en tiempos de crisis.

También contribuyó a este hecho la disposición de los bancos, al comprar la deuda en el mercado primario, a pagar grandes primas por hacerse con los bonos ante la gran demanda.

Coloca deuda este año

Alemania colocó el pasado 11 de enero en el mercado 4,000 millones de euros en deuda a 10 años con una tasa de interés medio de 0.36 %, en una operación con una demanda moderada.

El banco alemán Bundesbank informó en esa ocasión que los inversionistas ofrecieron al Estado alemán 7,134 millones de euros por lo que la cuota de demanda fue de 1.8 por ciento.

La Finanzagentur (el Tesoro alemán) se reservó 982.30 millones de euros, que prevé colocar en el mercado secundario de Alemania a mejores condiciones.

La emisión de deuda, por un volumen total de 5.000 millones de euros, vence el 15 de febrero del 2027.

La deuda a 10 años es el principal instrumento de financiamiento del Estado alemán y fue colocada en el mes de junio del año pasado con un cupón de 0 por ciento.

valores@eleconomista.com.mx